Anuncio
Share

El tiempo apremia a los Clippers; el título de la NBA es una obligación esta temporada

(AP/Jae C. Hong)

Para los Clippers, está temporada parece que va traer más de lo mismo. Para empezar, retuvieron el núcleo del equipo que los ha mantenido como eternos aspirantes serios al título de la NBA desde 2012.

En los últimos cuatro años han promediado 55.5 victorias por campaña. Sin embargo, al llegar la postemporada el equipo se ha achicado y ha dejado a sus aficionados con las ganas de disfrutar el primer campeonato en la historia de la franquicia.

En el verano buscaron tomar una medida extraordinaria para poder acabar con sus males de playoffs, quisieron hacerse de los servicios del alero Kevin Durant, la máxima joya del pasado mercado de agencia libre. Pero el Jugador Más Valioso de la Liga en 2014 prefiero irse más al norte de L.A. y terminó con los Warriors de Golden State.

Este movimiento perjudicó doblemente a los Clippers. No solo se quedaron sin poder contratar a una figura de peso que los hubiera acercado más que nunca al título, sino que con Durant yéndose a Golden State, el mejor equipo de la Conferencia de Oeste durante las dos más recientes campañas y que viene de establecer la mejor marca en una temporada regular (73-9), el camino hacia las Finales de NBA se complicó inmensamente.

En el primer partido de la pretemporada, los Clippers fueron arrollados 120 a 73 por los Warriors para dejar muestras de lo que puede estar por venir.

“Creo que podemos competir con cualquiera, no siento que hay una brecha”, dijo el jefe de operaciones de básquetbol y entrenador de los Clippers, Doc Rivers, sobre si ve mucha distancia entre la calidad de sus dirigidos y la de Golden State. “Es todo lo que tenemos que mostrar, todos tienen que mostrar que están a su nivel”.

Una vez más la base del equipo compuesta por Chris Paul, Blake Griffin, DeAndre Jordan, J.J. Redick y Jamal Crawford tendrá la responsabilidad de guiar a los Clippers a la tierra prometida.

Para hacerlo tendrán que derrocar a Golden State que cuenta un equipo de miedo en el que figuran otros colosos de la duela como Stephen Curry, Clay Thompson y Draymond Green.

¿Es ahora o nunca?

No es un secreto que si los Clippers aspiran a ser campeones en un futuro cercano tendrá que ser esta campaña.

Los dos pilares del equipo que le han dado brillo a una franquicia, que por años fue vista como el patito feo de la liga, Paul y Griffin, tienen la opción de dejar el equipo al final de la temporada y buscar horizontes más prometedores.

Ambos se quedaron con un sabor amargo la campaña pasada tras quedar fuera de acción en la primera ronda de los playoffs ante los Trail Blazers de Portland. Gracias a las lesiones, el equipo dejo escapar una ventaja de 3-1 para perder la serie.

Paul, de 31 años, es considerado como el mejor guardia de la liga de los últimos años, pero en 11 campañas dentro de la NBA -jugó seis años con los Hornets de Nueva Orleans antes de llegar a Los Ángeles en 2011- jamás ha podido ir a las Finales.

La presión que tiene de demostrar que está entre los mejores de todos los tiempos crece más, en especial después de cada eliminación de los playoffs.

Griffin, de 27 años, viene de una temporada en donde se perdió más de 47 partidos por una lesión en el cuádriceps y una lesión en una mano por golpear a un empleado de los Clippers.

“Me siento bien, es lo mejor que me he sentido en años”, dijo Griffin.

TRES ASPECTOS POSITIVOS

-Tienen de lo mejor… Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan están entre los mejores cinco jugadores de sus respectivas posiciones

-La cohesión del núcleo del equipo; ya lleva cuatro años intacto salvo la inclusión de J.J. Redick en 2014

-La inmensa hambre de gloria que poseen puede capturarlos finalmente

TRES ASPECTOS NEGATIVOS

-Pese a brillar en la temporada regular, sus fantasmas en los playoffs parecen pesarles

-Con la mayoría de sus jugadores claves arriba de los 30 años, no gozan de mucha juventud

-La presión de finalmente coronarse como campeones puede ser un arma de doble filo

POSIBLE ALINEACIÓN TITULAR

Guardia: Chris Paul

Escolta: J.J. Redick

Alero: Luc Mbah a Moute

Ala-Pívot: Blake Griffin

Centro: DeAndre Jordan

POSIBLES RESERVAS

Guardias: Jamal Crawford, Austin Rivers, Raymond Felton

Escoltas, aleros, ala-pívots: Alan Anderson, Paul Pierce, Wesley Johnson, Brandon Bass

Centros: Marreese Speights, Diamond Stone

Altas

Alan Anderson Brandon Bass, Raymond Felton, Brice Johnson, Marreese Speights, Diamond Stone

Bajas

Cole Aldrich, Jeff Ayres, Branden Dawson, Jeff Green, Pablo Prigioni, CJ Wilcox


Anuncio