Anuncio
Share

Nate Díaz acudió al llamado de emergencia de McGregor

(Kevork Djansezian / Getty Images)

En una conferencia de prensa llena palabras altisonantes, el irlandés Conor McGregor y el californiano Nate Díaz presentaron su combate del 5 de marzo en UFC 196 (7 p.m., PPV) en un gimnasio de UFC en Torrance.

McGregor (19-2), el campeón de peso pluma de UFC, originalmente iba a enfrentar a Rafael dos Anjos por su título de peso ligero. Pero el martes por la mañana el brasileño se retiró del combate debido a que se fracturó el pie izquierdo haciendo sparring durante su preparación. La máxima estrella de las artes marciales mixtas (AMM) no tardó en encontrar un rival sustituto de emergencia con menos de dos semanas de anticipación para la velada.

“[Díaz] fue la primera opción. Hubo varias, pero en realidad muchos actuaron como que querían pelear hasta que se les presentó la oportunidad”, manifestó un soberbio McGregor, quien puso en evidencia a dos peleadores de nombre que según él no quisieron enfrentarlo de emergencia. “Frankie [Edgar] siempre abrió la boca pero cuando se le llamó con una fecha ya no se escuchó nada de él. José Aldo estaba entrenando en caso de que dos Anjos se saliera del combate y luego resulta que no está disponible”.

A McGregor le agrada mucho el hecho de que todavía va a poder combatir en UFC 196 y que estará midiéndose contra un rival de respeto. De acuerdo a él, Díaz (18-10), quien es el hermano menor del popular excontendiente de peso welter Nick Díaz, siempre ha estado en su mira debido a que es un peleador agresivo que deja todo en el octágono.

“Siempre me ha encantado el estilo de pelear de Nate y Nick. Yo siempre sabía que algún día chocaría con uno de los dos. Dadas las circunstancias, el hecho de que no iré por mi segundo cinturón como que empaña un poco las cosas. Pero definitivamente estoy feliz y estoy gozando”, indicó. “La pelea va a ser divertida y a los aficionados les va a encantar. Siento que yo y Nate tenemos la misma voluntad para combatir. Sin embargo, su habilidad no concuerda con su voluntad y esa será la diferencia”.

Díaz por su parte, cree que él siempre fue el contrincante de preferencia para pelear ante McGregor sobre dos Anjos. Según él, UFC llevaba cerca de un año contemplándolo como rival del campeón de peso pluma.

“Me habían contactado en varias ocasiones desde cuando se iba a medir ante Aldo la primera vez. Estoy seguro que durante todo este campamento ellos sabían que me iban a enfrentar. Ellos me llamarón, yo no pedí el combate”, expresó el peleador de Fresno que lleva casi una década combatiendo en UFC. “Vine a pelear. Cuando me ofrecieron el combate dije que sí de inmediato”.

En su última pelea McGregor conquistó la victoria más importante de su carrera cuando noqueó a Aldo para coronarse como campeón absoluto de peso pluma. Díaz viene de vencer a Michael Johnson en diciembre. Un año antes, se midió ante dos Anjos y perdió por decisión unánime.

La contienda se realizará en un peso pactado de 170 libras porque Díaz, quien habitualmente es un peso ligero, dijo que no podía dar 160 o 165 libras con tan poco tiempo de anticipación para el duelo. A McGregor no le molesta el enfrentar al californiano 15 libras por arriba del peso en el que iba a pelear ante dos Anjos ya que dice que está listo para enfrentarse al que se le ponga en frente, siempre y cuando le paguen bien.

Cheques super pesados

“Estoy preparado, estoy en una buena condición física. Me dolió un poco no poder disputar el título ligero, pero en realidad no importa en qué división pelee o que campeonatos estén en disputa”, declaró el irlandés, quien disfruta de una racha de 15 victorias al hilo. “No me importan las divisiones de peso. Solo me importa el peso de mis cheques y estos siempre son super pesados”.

Durante toda la conferencia McGregor no paró de exhibir su personalidad colorida e insolente arrogancia. Siempre antagonizó a Díaz burlándose del poco dinero que ha ganado en el deporte, comparado a los millones de dólares que él ha conseguido y de su manera de ser.

“Hace seminarios de jiu jitsu por todo California solo para poder sobrevivir”, ironizó McGregor. “Él es un cholo de barrio, pero al mismo tiempo le enseña a pelear los niños los domingos por la mañana y se pasea en bicicleta con gente de mayor edad. Hace señales de pandillas con su mano derecha y figuras de animalitos con globos con su izquierda”.

Díaz no se quedó de brazos cruzados y le picó el orgullo al irlandés cuando lo acusó de usar esteroides porque según él, “todos en UFC” los usan. McGregor explotó negando con vehemencia que consume sustancias prohibidas.

“No uso esteroides ¿De qué carajo hablas? Simplemente soy un animal. Me levanto, trabajo, como y me duermo”, exclamó.

Hablando de la lesión de Dos Anjos, McGregor no cree que sea tan grave. Sospecha que el brasileño simplemente se echó para atrás por miedo a enfrenarlo.

“Vi la foto que puso dos Anjos en las redes sociales de su pie y para mí es un moretón. Me han dicho que el hielo trabaja de maravilla”, expresó.

Se ha dicho que la pelea contra dos Anjos se podría llevar a cabo en julio para UFC 200. Pero McGregor no esta tan seguro sobre esta posibilidad.

“Será difícil comprometerme a otro combate con Dos Anjos”, dijo el irlandés. “Cuando te haces a un lado debido a una lesión que no es nada más que un moretón, no hay mucho que yo pueda hacer para volver a meterte de nuevo en el panorama. Pero vamos a esperar y ver como se desenvuelve todo”.


Anuncio