Anuncio
Share

La delegación cubana llegó con gran entusiasmo a Los Ángeles

La delegación cubana dice presente en las Olimpiadas Especiales.

La delegación cubana dice presente en las Olimpiadas Especiales.

(MIKE NELSON / EFE)

En las Olimpiadas Especiales del año 1987, el equipo nacional de Cuba decidió visitar la ciudad de Miami.

Cuando llegaron a Estados Unidos, los exiliados “Anti-Castro” tuvieron la opción de elegir el hotel y hacer su itinerario de viaje, pero el objetivo principal de los atletas era desertar de la isla.

Según el libro, “An Air War with Cuba: The United States Radio Campaign Against Castro”, los participantes cubanos fueron prácticamente forzados a escaparse del hotel en la mañana.

Casi tres décadas después, la delegación cubana de las Olimpiadas Especiales, llegó a la ciudad de Los Ángeles en otro tipo de circunstancias.

Los cubanos, quienes son parte de los 7,000 atletas de 177 países que participan en el evento histórico, fueron recibidos con los brazos abiertos tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

Los 16 atletas y sus entrenadores pasaron su primera semana afinando detalles para la competición.

Pero también, disfrutaron del cine, desayunaron en McDonalds, y visitaron el museo de cera Madame Tussaud.

El equipo cubano participó en las categorías de badminton, voleibol de playa, atletismo, natación y gimnasia.

“Obama es un buen presidente”, expresó el atleta cubano Orlando Rodríguez. “Es muy bueno porque permite una relación entre Cuba y Estados Unidos”.

Rodríguez quien corrió en los 100m, 200m, y 400m planos en las Olimpiadas Especiales, es el único participante originario directamente de la Habana.

El joven de 20 años que soñaba con participar con su país, manifestó su admiración por el jamaiquino Usain Bolt y por el astro argentino Lionel Messi.

Desde que el equipo cubano llegó a la ciudad de Los Ángeles, las cámaras no los han dejado de seguir, y los flash no han parado de alumbrar.

Guzman, de 45 años, viajó desde Cuba con su hijo para ser parte de las Olimpiadas Especiales.

“Hace un año, estaba viendo television, y salió un comercial sobre los Juegos Mundiales”, señaló Guzman. “A los 20 minutos, ya me había registrado para venir a Los Ángeles”.

Al día siguiente, un autobús escolar amarillo se estacionó en la preparatoria Harvard Westlake, para dejar a los atletas cubanos.

A pesar de que parecían fatigados por toda la trayectoria que habían recorrido, el equipo de badminton y voleibol de playa se fueron al gimnasio de la preparatoria para entrenar. Asimismo, los dos gimnastas del grupo encontraron un estudio para practicar sus rutinas, y terminar de ajustar los últimos detalles previo a la competición.

La representante de la delegación cubana, Adelida Ramos, nunca ha salido de la isla y se llevó una gran sorpresa cuando llegó a la ciudad de Los Ángeles.

Ramos, de 63 años, afirmó que el equipo cubano viajó solamente a competir y sobresalir en las Olimpiadas Especiales.

“Nosotros venimos aquí a ganar, no a hablar de cosas políticas”, garantizó Ramos. “No vemos la diferencia, siempre hemos sido unidos entre nosotros y con otros países”.

Según reportes, en los últimos años muchos casos han surgido de atletas cubanos que compiten en eventos deportivos y no regresan a la isla.

“Nosotros no estamos pensando en eso”, expresó Ramos. “Estamos aquí para competir, y cuando el evento termine todos vamos a regresar”.

En el caso de los cubanos, quienes se albergan en la ciudad de Studio City, todos sus gastos fueron pagados por la cámara de comercio dirigida por Esther Walker.

Walker, quien es la directora ejecutiva, salió de la isla a los cuatro años y se identifica perfectamente con los miembros de la delegación cubana.

“En un evento de este tipo, espero que la gente se de cuenta lo feliz y agradecidos que están estos chicos de participar”, declaró Walker.

Mientras, en la pista de atletismo de la preparatoria Harvard-Westlake, Rodriguez y tres atletas más corrían a toda velocidad.

“No hay buenas pistas en Cuba”, afirmó Rodríguez. “Todo esto es un sueño y por eso mismo siento que estoy corriendo más rápido de lo normal”.


Anuncio