Anuncio
Share

Atletas salvadoreños esperan dejar una buena impresión en Olimpiadas Especiales

Atletas salvadoreños fueron bienvenidos en el aeropuerto de Los Ángeles.

Atletas salvadoreños fueron bienvenidos en el aeropuerto de Los Ángeles.

(La prensa de Los Ángeles)

Llenos de emoción, impresionados por el inesperado recibimiento, y listos para disfrutar de un momento único en sus vidas, llegaron los atletas salvadoreños que representarán al país centro americano en los Juegos Mundiales de las Olimpiadas Especiales.

La alegría era evidente, sus rostros llenos de felicidad lo decían todo, y no es para menos, considerando que las oportunidades de representar a su país en una competición mundial son limitadas.

La consul general de El Salvador en Los Ángeles, Maria Mercedes Lopéz, señaló que espera un gran apoyo para los atletas por parte de la comunidad salvadoreña.

“Hemos traído a 30 atletas para representar a nuestro país”, dijo Lopéz a HOY Deportes. “Los recibimos con los brazos abiertos, quiero que sientan el apoyo de nosotros desde el primer día, ellos han hecho un gran esfuerzo y espero les vaya muy bien en este evento”.

Los atletas salvadoreños iniciarán su participación en las Olimpiadas Especiales desde el 25 de julio al 2 de agosto.

En un evento de esta naturaleza es común tener muchas expectativas, pero lo más importante para estos chicos es disfrutar del acontecimiento.

Aunque la mayoría de los atletas salvadoreños no tienen la experiencia de participar en una competencia de esta magnitud, si tienen algo importante: el deseo y las ganas de poner el alto a su país.

Rafael Paredes, de 23 años, buscará coronarse en diferentes categorías de atletismo y representar a El Salvador dignamente.

“Primeramente, me siento muy feliz de estar aquí y conocer a atletas de otros países”, expresó el atleta. “Estoy emocionado, quiero hacer muchas amistades, tengo familiares aquí en la ciudad que me van a ir a ver participar, se me ha dado esta oportunidad y la quiero aprovechar”.

Paredes, quien es de los más activos del grupo salvadoreño, manifestó que experiencias como estas son inigualables.

“El Salvador es un país muy pequeño”, dijo Paredes. “Pero tenemos el coraje, las ganas de salir adelante, y demostrar lo que somos. Me emociona mucho saber que al final de todo esto, el país entero puede estar orgulloso de lo que has hecho”.

En el caso de algunos participantes, quienes ya han experimentado una competición de este nivel en las Olimpiadas de Shanghai 2007, el deseo de salir adelante sigue siendo el mismo.

El entrenador del grupo salvadoreño de levantamiento de pesas, Juan Carlos Ortiz, explicó la importancia del evento y el esfuerzo que han hecho como equipo para llegar a las Olimpiadas.

“Tenemos atletas con un gran poderío físico”, indicó el entrenador salvadoreño. “La preparación ha sido muy intensa, llevamos más de un año entrenando, en realidad ellos entrenan igual que cualquier otro atleta”.


Anuncio