Anuncio
Share

EEUU espera a Argentina: “Listos para morder, pelear”

El entrenador Jurguen Klinsmann (i) da instrucciones al seleccionado de Estados Unidos, rumbo al choque con Argentina.

El entrenador Jurguen Klinsmann (i) da instrucciones al seleccionado de Estados Unidos, rumbo al choque con Argentina.

Jurgen Klinsmann, estratega de Estados Unidos, espera ante Argentina una auténtica batalla en las semifinales de la Copa América Centenario.

El entrenador de Estados Unidos quiere que sus pupilos encaren a Argentina con las armas del futbol sudamericano, garra y entrega, por lo que espera con ansias el enfrentamiento ante la Albiceleste, pues afirmó que no tienen miedo de enfrentar al vigente subcampeón de la justa.

“Estamos listos para morder, pelear, perseguirlos y estar sobre ellos. No les tenemos miedo en absoluto”, argumentó el estratega alemán.

EEUU chocará con Argentina el martes por la noche en Houston.

El entrenador alemán agregó que el combinado de las barras y las estrellas ya se encuentra a punto para buscar el pase a la Final, sin importar las luminarias con las que cuenta el equipo argentino.

“Estamos totalmente preparados para jugar contra Argentina y dar una súper pelea, es uno de los mejores del mundo y sabemos que cuenta con el gran astro Lionel Messi, pero esto será a un solo partido y puede pasar cualquier cosa”.

“Ya tuvimos en apuros a Ronaldo y a la selección de Portugal en Manaos, y hasta el minuto 93 les ganábamos 2-1 (en Brasil 2014) si repetimos eso y sumamos un poco más será divertido”, concluyó.

Bajas...

Por otro lado, fue denegada la apelación de la Federación de Futbol de Estados Unidos por una tarjeta roja recibida por el mediocampista Jermaine Jones y una amarilla al delantero Bobby Wood.

Ambos jugadores se perderán el chpque contra Argentina.

Jones recibió la expulsión directa el jueves en los cuartos de final de parte del árbitro colombiano Wilmar Roldán durante una confrontación a los 52 minutos que también mandó a los vestuarios al ecuatoriano Antonio Valencia con una segunda tarjeta amarilla por una agresiva patada contra Alejandro Bedoya.

Los jugadores estadounidenses de inmediato se enfrascaron en una serie de empujones tras el derribo de Valencia, y Jones lanza un leve puñetazo al rostro de Michael Arroyo.

El vocero de la selección de Estados Unidos, Michael Kammarman, dijo que la apelación de Jones estaba basada en la Ley 12 de las actualizadas Reglas de Juego de FIFA, que señala que un “jugador que deliberadamente golpea a un rival o a otra persona en la cabeza o el rostro con la mano o el brazo es culpable de conducta violenta a menos que la fuerza usada fuera insignificante”.

Wood, que llegó al encuentro de antemano con una amonestación, recibió otra a los 53 minutos.

La Federación de Futbol de Estados Unidos alega que no debería haber recibido tarjeta amarilla porque el balón no estaba en juego, y dado que Jones permaneció en la cancha no deberían haberse reanudado las acciones.

La Federación agrega que la reanudación del juego se dio en el lugar de la tarjeta roja, y no en el sitio de la falta de Wood.


Anuncio