Río 2016: Agua CONTAMINADA
12 Fotos

FOTOS: El agua en Río 2016 es un gran PELIGRO

Río 2016: Agua CONTAMINADA

Un niño y un joven enredan el cordón para sujetar una cometa, a la orilla de la Bahía de Guanabara, sede de las competiciones de vela de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

Un hombre se limpia en las aguas contaminadas de la Bahía Guanabara en Río de Janeiro, Brasil. Aunque las autoridades locales, entre ellas el alcalde de Río, Eduardo Paes, han reconocido el fracaso de la ciudad en sus acciones de saneamiento de las aguas en la ciudad, lo que han calificado como una “oportunidad perdida” y una “vergüenza”, las autoridades olímpicas continúan insistiendo en que los cuerpos de agua de Río serán seguros para los deportistas y los visitantes.

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

Una bandera de Brasil decora la proa de un barco empleado para recoger muestras de agua en la bahía de Guanabara para un estudio sobre la calidad del agua en la zona encargado por The Associated Press, en Río de Janeiro, Brasil. Los primeros resultados del estudio, publicados hace más de un año, muestran niveles virales de hasta 1,7 millones de veces por arriba de lo que se consideraría preocupante en Estados Unidos o Europa. Desde entonces, los deportistas han adoptado medidas complejas de precaución para evitar que una enfermedad los elimine de las competiciones. 

 (Silvia Izquierdo / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

Niños intentan atrapar un cangrejo mientras juegan en la orilla contaminada de la Bahía Guanabara en Rio de Janeiro, Brasi. En Río, la principal entrada turística al país, el antiquísimo problema de aguas residuales que era parte del legado colonial de Brasil, ha aumentado en décadas recientes junto con el éxodo rural que causó que el área metropolitana casi se duplicara desde la década de 1970.

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

Casas que se encuentran junto a la orilla de la altamente contaminada Bahía Guanabara en Río de Janeiro, Brasil. Cuando faltan pocos días para el inicio de los Juegos Olímpicos, los cuerpos de agua de Río de Janeiro siguen tan sucios como siempre, contaminados con aguas residuales no tratadas llenas de peligrosos virus y bacterias, de acuerdo con un estudio efectuado durante 16 meses por encargo de The Associated Press. 

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

Las aguas negras que contaminar un canal que bordea el barrio de Barra da Tijuca, cerca del Parque Olímpico en Río de Janeiro, Brasil. Las lagunas en la región de Barra da Tijuca se han llenado con tantas aguas residuales arrojadas por las cercanas torres residenciales de vidrio y acero que grandes islas de ellas surgen de las aguas sucias cuando baja la marea. 

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

Operaciones de la planta de tratamiento de aguas residuales de Alegria en Río de Janeiro, Brasil. Los Juegos Olímpicos, que pondrán a Río en el reflector como nunca antes, eran visto como la íultima esperanza para limpiar las aguas de la ciudad. Las autoridades juraron que para los juegos se “regenerarían los magníficas ríos y canales de Río”. Una vez más, las grandes promesas terminaron en fracaso.

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

El candidato a doctor Rodrigo Staggemeier recoge muestras de agua del lago Rodrigo de Freitas para un estudio sobre la calidad del agua solicitado por The Associated Press en Río de Janeiro, Brasil. El estudio realizado en las sedes de las competencias olímpicas y paralímpicas reveló la existencia de niveles altos y uniformes de virus a causa de la contaminación, una contrariedad importante en lo que toca al proyecto de los Juegos Olímpicos de Río y que causa alarma entre veleristas, remeros y nadadores en aguas abiertas. 

 (Silvia Izquierdo / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

El agua contaminada, a la izquierda, que fluye desde el canal de la Barra hacia la playa de Barra en Río de Janeiro, Brasil. Es poco probable que los turistas se den cuenta de los peligros: en las playas había letreros que advertían sobre la calidad del agua, pero ya no están. Ahora un breve aviso en la página del clima del diario local enlista qué playas la agencia medioambiental del estado ha catalogado de seguras para nadar.

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

Barcos varados en la orilla de la bahía de Guanabara, en el suburbio de Sao Goncalo, en la bahía de Río de Janeiro, en Brasil. En Río, la principal entrada turística al país, el antiquísimo problema de aguas residuales que era parte del legado colonial de Brasil, ha aumentado en décadas recientes junto con el éxodo rural que causó que el área metropolitana casi se duplicara desde la década de 1970.

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

Una laguna contaminada próxima al Parque Olímpico de Río de Janeiro, en Brasil. Desde hace décadas se promete limpiar las aguas de Río y una serie de gobiernos han fijado fechas para la limpieza que con frecuencia retrasan. 

 (Felipe Dana / AP)
Río 2016: Agua CONTAMINADA

La gente se toma fotografías junto a los aros olímpicos que decoran la playa de Copacabana en Río de Janeiro, Brasil. En el documento municipal con el que contendieron en 2009 para ser la sede de los Olímpicos, las autoridades juraron que los juegos “regenerarían los magníficas ríos y canales de Río”. Una promesa multimillonaria para programas de limpieza tenía el objetivo de estar entre los legados más importantes de los Juegos. Una vez más, las grandes promesas terminaron en fracaso.

 (Felipe Dana / AP)
1/12