Anuncio

Disminuidos por lesiones, los Raiders regresan a los playoffs tras una ausencia de más de una década

Oakland podría depender mucho del mariscal novato Connor Cook contra Houston.

Oakland podría depender mucho del mariscal novato Connor Cook contra Houston.

(AP /Jack Dempsey)

Desde la temporada 2002-2003, los Raiders de Oakland (12-4) no llegaban a la postemporada. Esta campaña no solo logró saciar esa sequía, sino que también llegaron a ser uno de los principales candidatos para llegar al Super Bowl por la Conferencia Americana (AFC).

Sin embargo, en la Semana 16, todas las expectativas de gloria de los Malosos se hundieron instantáneamente cuando su quarterback estelar Derek Carr sufrió una fractura de peroné en su pierna derecha que lo marginó hasta la próxima campaña.

El jugador de tercer año estaba entre los mejores 10 mariscales en cuanto a touchdowns anotados (28) y su índice de pasador (96.7); era uno de los favoritos para recibir el premio al Jugador Más Valioso de la NFL de esta temporada debido a cómo había alzado al equipo.

Pero como quedó mostrado con la derrota de 24-6 que los Raiders sufrieron ante los Broncos de Denver para cerrar la temporada regular, sin Carr no tienen muchas esperanzas para hacer ruido en los playoffs. Sus rivales en la Ronda de Comodines serán los Texans de Houston (9-7), campeón de la división del Oeste, equipo al que vencieron apretadamente en la Semana 11 (27-20).

Para este choque, los de la Bahía no están seguros sobre quién va a tomar las riendas de la ofensiva. El sustituto de Carr, Matt McGloin, está lidiando con una lesión de hombro.

De no estar listo, Connor Cook se convertiría en el primer novato en debutar como mariscal estelar en un partido de la postemporada. Ninguno de ellos impresionó contra los Broncos.

Los tejanos también tienen sus problemas en la posición de mariscal. Para el encuentro van recurrir al decepcionante Brock Osweiler, debido a que el jugador que lo reemplazó por su mal desempeño, Tom Savage, sufrió una conmoción cerebral en el último partido. Osweiler tiene uno de los peores índice de touchdowns e intercepciones (15 a 16) de toda la liga.

En este duelo de ofensivas deslucidas, Houston es el favorito para ganar y avanzar a la Ronda Divisional. No solo jugará de local en el NRG Stadium, sino que también cuenta con la onceava mejor defensiva de la NFL; los Raiders tienen la vigésima.

Seattle buscará hacer relucir su poderío defensivo en el duelo con Detriot.

Seattle buscará hacer relucir su poderío defensivo en el duelo con Detriot.

(AP /Scott Eklund)

Visita de pesadilla

De entrada, las estadísticas no favorecen a los Lions de Detriot (9-7) en su visita al CenturyLink de Field de Seattle para medirse contra los Seahawks (10-5-1), campeones del Oeste de la Conferncia Nacional (NFC). Tienen una marca de 0-8 en partidos de la Ronda de Comodín, y desde que se empezó a disputar el Super Bowl, no han ganado ninguno de los 10 encuentros de playoffs que han jugado en casa ajena.

Para empeorar las cosas, su mariscal estrella Matt Stafford ha venido a la baja desde que se lesionó el dedo medio de su mano derecha, la que usa para lanzar, en el décimo tercer juego de esta campaña. Desde entonces, los Lions llevan un récord 1-3 y el índice de touchdowns e intercepciones de Stafford es de tres a cinco; antes de la lesión era de 21 a cinco.

Los Seahawks, por su parte, llevan nueve triunfos de playoffs al hilo jugando en su estadio. Aunque cuentan con armas importantes en el ataque, como el versátil quarterback Russell Wilson y el receptor Doug Baldwin, su defensiva les da su mejor oportunidad para llevarse el triunfo. En la temporada regular, tuvieron la tercera mejor unidad defensiva en general y en touchdowns permitidos por aire (16), algo que no le va beneficiar a Stafford.

Jay Ajayi ya castigó a los Steelers por la vía terrestre durante la temporada regular.

Jay Ajayi ya castigó a los Steelers por la vía terrestre durante la temporada regular.

(Jim Rassol/TNS)

Alto octanaje

Cuando los Steelers de Pittsburgh (11-5), campeones del Norte del AFC, reciban a los Dolphins de Miami (10-6) en Heinz Field, podrán contar por primera vez con su monstruo ofensivo de tres cabezas (compuesto por el quarterback Ben Roethlisberger, el receptor Antonio Brown y el corredor Le’Veon Bell) para un cotejo de postemporada.

Bell, quien con cuatro años como profesional es el que menos tiempo tiene de los tres dentro de la NFL, se perdió sus dos primeras oportunidades para jugar en los playoffs debido a problemas con sus rodillas. Por la vía área, él y Brown han sido la dupla más peligrosa esta campaña. Brown terminó segundo en la liga en recepciones con 106, y Bell décimotercero con 75. Lo de este último es más impresionante pues no es un receptor.

Roethlisberger, por su lado, parece estar ya completamente recuperado de una rotura del menisco izquierdo.

Miami llega a los playoffs por primera ocasión desde 2008. La participación de su mariscal estelar Ryan Tennehill está en duda pues todavía no se recupera de un esquince de rodilla que lo mantuvo fuera de los últimos tres partidos.

El suplente eterno Matt Moore podría seguir supliéndolo. Por tierra es donde los Dolphins ostentan su mejor carta para poder sorprender a Pittsburgh. En la Semana 6 el corredor Jay Ajayi se estableció como corredor estelar de Miami al explotar para 204 yardas y dos touchdowns en una victoria de 30-15 sobre los mismos Steelers.

Eli Manning y los Giants saben lo que es ganar en casa de los Packers durante la postemporada.

Eli Manning y los Giants saben lo que es ganar en casa de los Packers durante la postemporada.

(Mike Roemer/AP)

Duelo de lujo

En el Lambeau Field de Green Bay, los Packers (10-6), campeones del Norte del NFC, y los Giants de Nueva York (11-5) protagonizarán un juego de pronóstico reservado. Green Bay entra a la postemporada gozando de la mejor racha de victorias de su conferencia. Se repusieron de un récord de 4-6 y salieron airosos en sus últimos seis partidos de la campaña regular.

Su quarterback y artífice de su avasallador despertar, Aaron Rodgers, fue el más letal en su posición, al anotar 40 veces.

Los Giants también tienen a un mariscal de talla, al que no le pesa jugar en el intenso frío de Lambeau Field. En el camino hacia sus dos conquistas del Super Bowl con Nueva York, en 2007 y en 2011, Eli Manning logró doblegar a los Packers como visitante para ostentar un récord de 2-0 en Green Bay en postemporada.

Incluso es el único quarterback en la historia de la NFL en ganar más de un juego de playoffs en el mítico estadio. En las bancas también habrá otro enfrentamiento interesante.

El entrenador en jefe de primer año de los Giants, Ben McAdoo, se estará enfrentando a su maestro, Mike McCarthy. Por ocho temporadas McAdoo formó parte del grupo de auxiliares del mandamás de Green Bay, en 2011 ganó el Super Bowl con él y los Packers.

Ambos equipos ya se vieron las caras esta campaña en la Semana 5 y fue la tierra del queso; los Packers se adjudicaron el triunfo con marcador de 23-16.

Ronda de Comodines

Conferencia Americana

Sábado

(5) Raiders vs. (4) Texans

1:30 p.m., ABC

Domingo

(6) Dolphins vs. (3) Steelers

10:05 a.m., CBS

Conferencia Nacional

Sábado

(6) Lions vs. (3) Seahawks

5:15 p.m., NBC

Domingo

(5) Giants vs. (4) Packers

1:40 p.m., FOX


Anuncio