Anuncio
Share

Chiefs dan la campanada ante Broncos

(Jack Dempsey / AP)

Peyton Manning estaba lesionado pero insistió en jugar. Terminó lamentando la decisión, pese a que impuso un récord de la NFL, pues no consiguió otra marca, que anhelaba mucho más.

Los Chiefs de Kansas City impidieron que Manning rompiera el récord de más victorias en temporada regular, al derrotar el domingo 29-13 a los Broncos de Denver, gracias a cinco goles de campo y al mismo número de pases interceptados.

Manning sabía que los Broncos carecían ya de dos astros, DeMarcus Ware y Aqib Talib. Estaba al tanto también de las dolencias que aquejan a Emmanuel Sanders.

Así que se hizo el fuerte. Le dijo al entrenador y al preparador físico que se sentía bien, pese a que ha lidiado con dolores en el pie y el hombro derechos, así como en las costillas.

“Al salir a jugar en busca de ayudar al equipo terminé perjudicándolo”, deploró el quarterback.

Manning comenzó la jornada con 71.836 yardas por aire, a dos del récord de Brett Favre. Asimismo, llegó al encuentro empatado con Favre en 186 victorias.

Terminó el día con apenas 35 yardas, magro fruto de cinco pases completos en 20 intentos. Vio interceptados cuatro de sus pases, se le capturó en un par de ocasiones y tuvo un inaudito rating de cero antes de que se le relegara al banquillo en las postrimerías del tercer cuarto.

"Él sigue siendo un gran quarterback, sólo que no es como antes”, consideró el linebacker de los Chiefs, Derrick Johnson.

Lo único rescatable para Manning fue su hito: un pase de cuatro yardas al corredor Ronnie Hillman, para romper una de las marcas de Favre. Pero cuando ese récord llegó, el quarterback ya tenía un pase interceptado, había sufrido una captura y había soltado un balón.

Y por lo tanto, no pudo quedar en solitario como el mariscal de campo con más victorias en la temporada regular.

Los Broncos (7-2) vieron cortada una racha de nueve victorias consecutivas ante rivales de la División Oeste de la Conferencia Americana. Cayeron ante los Chiefs (4-5) por vez primera desde 2011, cuando Tim Tebow era el quarterback de Denver.


Anuncio