Anuncio
Share

El Tri de Osorio: Ni arrollar ni golear

Juan Carlos Osorio (c) estratega colombiano de México, en plena sesión.

Juan Carlos Osorio (c) estratega colombiano de México, en plena sesión.

Arrollar y golear no son conceptos del agrado de Juan Carlos Osorio, estratega colombiano de México.

Osorio ya había mostrado su desacuerdo con calificativos como ‘gigante de la Concacaf’, arrogancia de la que se protege en esta eliminatoria mundialista.

“Hablando con ex jugadores como Cuauhtémoc Blanco, Alberto García Aspe, Rafael Márquez (sic), Jorge Campos, todos coinciden, con Luis García, que en esos juegos con frecuencia se menosprecia a estos rivales y la obligación aparentemente es golearlos, arrollarlos, y esa no es la obligación, la obligación es ganarles”, expresó el colombiano.

México debuta en la eliminatoria rumbo a Rusia 2018 el viernes 13 ante El Salvador, en el Estadio Azteca.

Osorio habló con los futbolistas de la hostilidad y las condiciones climáticas que les espera en sus dos visitas a Centroamérica en esta fase de la eliminatoria.

Dijo que el temor escénico, planteado en la psicología deportiva, no existe ni en el Tri ni en la selección salvadoreña al jugar un deporte de conjunto y no individual, pero México sí tiene la responsabilidad de triunfar por historia e infraestructura.

“Somos y tenemos que mostrarnos mejores, obviamente, con todo el respeto para El Salvador, para su gente, jugadores. Esta es una Liga muy reconocida y situada en el mundo del futbol y que tiene esa obligación de competir y de ganar, no sé si golear, no estoy de acuerdo con eso, pero sí de ganar y ganar bien”, mencionó.

El estilo de Osorio...

El bolígrafo azul en su calceta derecha y el rojo en la izquierda. Juan Carlos Osorio ya empezó a gastar la tinta en la selección mexicana.

El técnico colombiano dirigió por primera vez al Tri y el viernes presenta su primer examen, contra El Salvador en la eliminatoria mundialista. Por eso dio un curso intensivo de sus conceptos futbolísticos.

Osorio desaprueba el juego de primera intención porque considera que el 95 por ciento de los pases son imprecisos. Se las ingenió para armar la práctica con 18 de los 25 convocados y trabajar a la ofensiva.

Repitió algunas salidas para que el seleccionado controlara el balón y lo distribuyera con rapidez. Aplaudió los trazos de los defensas Diego Reyes y Héctor Moreno, en diagonal y buscando a los volantes, en esa jugada que tan trabajada tiene Rafael Márquez.

Utilizó a Raúl López por derecha y a Jorge Torres Nilo por izquierda, en ese afán de que los futbolistas con características defensivas jueguen por su perfil natural, por eso la convocatoria del zurdo Luis Fuentes y la polémica que se abrió porque Miguel Layún, especialista por izquierda, sea utilizado por el otro sector.

Dos contenciones clavados, Alejandro Castro y José Juan Vázquez, le dieron equilibrio al equipo. Adelante, Osorio apostó por un rombo, con Carlos Peña atrás del ‘9’; el ‘Gullit’ y Carlos Esquivel le parecen a Osorio buenas opciones en esa zona, por encima de Giovani dos Santos.

Utilizó bien abierto a Jürgen Damm por derecha y al diestro Javier Aquino por izquierda, ya que a la ofensiva sí detecta ventajas en el cambio de perfil.

“Por eso admiramos a (Arjen) Robben, (Franck) Ribery, Nani, Cristiano Ronaldo, (Ángel) di María, (Memphis) Depay, creo que Carlos Vela para nosotros puede jugar con perfil cambiado; Jesús Corona, Aquino, pero no veo a Jürgen para jugar con el perfil cambiado”, comentó el colombiano.

Gusta de un punta como Javier Hernández, pero dado el buen nivel que detecta en los seleccionados mexicanos contempla utilizar a dos delanteros ante El Salvador o Honduras.

Osorio quiere jugadores que sepan desempeñar una doble posición, maximizar la competencia.

Prefiere trabajar con balón que pulir lo físico, por eso le basta con un calentamiento.


Anuncio