Anuncio
Share

Será una Final de Libertadores sin visitantes

(Eduardo Verdugo / AP)

Ni el Estadio Universitario ni el Monumental de River Plate podrán recibir a aficionados contrarios.

Anoche, el presidente de Tigres, Alejandro Rodríguez, aseguró que las directivas de los dos clubes que jugarán la Final de la Copa Libertadores presentan el mismo problema en sus respectivos estadios.

“No tendremos visitantes. No es que no querramos, sucede que a nuestros abonados les damos el boleto para partidos fuera de la Liga. El presidente de River me dijo que tenía el mismo problema. Ojalá tuviéramos un estadio donde mitad de la hinchada fuera de River y la otra mitad de Tigres.

“Nuestro estadio es pequeño, de 43 mil personas, ya tenemos 38 mil 500 abonados. Los patrocinadores tienen derechos adicionales... también están los medios”, expresó el dirigente felino.

Después, Rodolfo D’Onofrio, su par de River, dijo que no contemplan que sus seguidores realicen el viaje a suelo regio, por la dificultad para viajar por la temporada.

“Acá son vacaciones de invierno y no hay casi lugares para viajar a México. Así que no iría mucha gente”, comentó.

En ésta ganan los dos: Tigres no quiere visitantes y River tampoco, para no tener que ceder un espacio de cerca de 5 mil lugares al cuadro rival. Así que, inédito, habrá dos finales sin visitantes.

Cuidan a estelares
Al igual que Tigres, River juega este sábado por el torneo local. Recibe a Colón, con todos suplentes y sólo dos que pueden estar contra Tigres en el banco: Bertolo, ex Cruz Azul que se recuperó de una lesión, y el delantero uruguayo Tabaré Viudez, quien debutó el miércoles pasado.

Por otro lado, el resto del plantel de Gallardo entrenará sábado y domingo viajará vía Cancún en vuelo de línea o en charter casi directo a Monterrey. En el equipo jugarían: Barovero; Mercado, Maidana, Funes Mori y Vangioni; Carlos Sánchez, Ponzio, Kranevitter, Bertolo o Tabaré; Mora y Alario.


Anuncio