Anuncio
Share

Felicidad en Rusia tras un debut que no era tan arrollador desde 1934

(Matthias Hangst / Getty Images)

Rusia despertó con los ánimos por los cielos con el triunfo de Rusia por 5-0 sobre Arabia Saudita en el partido inaugural el jueves por la tarde en Moscú.

Los rusos, que no están muy optimistas de la actuación de su equipo en el Mundial pues llevaban cinco partidos sin ganar, salieron con la sonrisa de oreja a oreja tras la victoria en el histórico Luzhniki Stadium, el triunfo más holgado en un juego inaugural desde que Italia humilló 7-1 a Estados Unidos en el partido inaugural en 1934.

El país anfitrión nunca ha perdido un partido en el debut de la Copa del Mundo. Hasta el momento, los anfitriones tienen un récord de siete victorias, tres empates en 10 juegos.

Rusia regresa a la acción cuando enfrente a Egipto en San Petersburgo el 19 de junio.


Anuncio