Anuncio
Share

El GRAN motivo de Omar Bravo para ir a equipo de segunda

El futbolista mexicano Omar Bravo juega con su hijo.

El futbolista mexicano Omar Bravo juega con su hijo.

(Agencia Reforma)

Si Omar Bravo, goleador histórico de las Chivas, decidió seguir su carrera en un equipo de segunda categoría en Estados Unidos, no es para tirarse como elefante viejo a vivir sus últimos años y sin opciones de seguir en México.

El motivo que llevó a Bravo al Phoenix Rising de la United Soccer League (USL), es darle a su hijo Liam Omar de 1 año y 7 meses de edad, la mejor atención médica para una afección que padece.

“Personalmente la situación médica de mi hijo que ha avanzado muy bien tanto en Guadalajara como en Estados Unidos hemos sido muy bien atendidos y apoyados en cuanto a las terapias y la condición médica que él tiene, pero en familia hemos decidido que seguir en Estados Unidos es lo mas conveniente”, explicó Omar.

¿En qué consiste esa condición médica y la atención que necesita?

“En su mayoría son terapias que le ayudan en su pierna y brazo derecho, lo que él tiene se llama hemiparesia y va muy bien. El niño está muy bien, pero sí es algo que constantemente requiere un monitoreo por especialistas”.

La hemiparesia derecha es un padecimiento que se refiere a la disminución de fuerza motora o parálisis parcial que afecta al brazo y pierna del mismo lado del cuerpo, producto de una ligera lesión cerebral.

¿Por qué elegir a este equipo de Phoenix?

“Es un equipo proyectado para la expansión en MLS en un par de años, ya considerado incluso por el comisionado Don Garber y esa es la idea, contagiar a la gente de Arizona con la nueva franquicia que estará ahora en la USL y con la idea de crecer”.

¿Qué nivel tiene la United Soccer League?

“Es una Liga que hoy está muy a la par de la MLS, con dos conferencias, 15 equipos cada una y en su mayoría son organizaciones que son de expansión, que buscan llegar a la MLS en el corto plazo varias de ellas, en dos años por lo general y es una Liga competitiva en la que yo busco desarrollar mis proyectos profesionales y establecer algunos temas personales también”.

¿En qué consisten esos temas profesionales?

“En desarrollar mi carrera como futbolista probablemente un par de años en máxima competencia, no puedo negar que cuando van pasando los años, es la edad la que se vuelve un factor determinante para después tu en base a tu rendimiento, decidir lo que viene y hasta donde”.

¿Y cómo tomas que mucha gente piensa que tendrías que retirarte en México?

“Respeto todas las opiniones, pero mi destino lo decido yo, lo digo en el buen sentido de la palabra; sé cuáles son mis proyectos profesionales a seguir en el futuro, me he sentido muy bien la verdad, las dos veces que he podido jugar en Estados Unidos”.

“La decisión que tomé es lo que más me conviene a mí y a mi familia”.

¿Entonces la idea de jugar en EEUU es por prioridad familiar?

“Sin duda, aunque amo a México y que quede claro, no tengo nada con no jugar acá, pero son situaciones de vida que uno va experimentando en el paso de los años y ya después uno decide en dónde vas a desarrollar el talento”.

“Siento que se subestima al futbol de Estados Unidos porque no se vive cerca de él ni lo experimentan, pero a mí ya me ha tocado jugar en dos Ligas y son muy similares, solo que se decide etiquetar de una u otra forma”.

“Siento que en México ha habido mucha desinformación al hablar de la USL y se necesita quizá vivir esa experiencia para informar mejor a los aficionados sobre esta Liga”.

¿Estás consciente de la situación social que viven los inmigrantes latinos en EEUU y sobre todo en Arizona?

“Yo voy a jugar futbol, que para efectos humanos es un lenguaje universal. Eso espero que sea una razón para generar alegrías a la gente de Arizona, a la de Phoenix concretamente, que los latinos se sientan identificados con México o con sus respectivos países”.

Durante tu última estancia en Carolina del Norte, ¿tu familia llegó a sufrir alguna discriminación?

“No para nada. Supe de un chisme que algún medio divulgó, pero es falso, jamás ocurrió nada así ni algo parecido siquiera. En lo absoluto”

¿Qué pasó con los ofrecimientos para ir a Dorados, Tampico, UdeG , Puebla o Chiapas?

“Sí, hubo situaciones en donde primero se contactaba al conducto adecuado que era Chivas, después me lo hacían saber a mí, pero yo defendía mi postura (de seguir en USA), aunque con el agradecimiento de que me abrieran las puertas”.

“Sin embargo mi postura era la misma de hace meses, mi situación de familia y el Guadalajara lo sabía desde hace meses y tuve todo el apoyo en ese sentido”.

“Nunca he estado cerrado a nada; yo amo a México, pero hoy disfruto mi realidad de vivir en Guadalajara como base, pero destino profesional en Estados Unidos porque así lo hemos decidido”, señaló.


Anuncio