Anuncio
Share

Pékerman arriesgó y ahora Colombia enfrenta el lío de Perú

Pékerman arriesgó y ahora Colombia enfrenta el lío de Perú.

Pékerman arriesgó y ahora Colombia enfrenta el lío de Perú.

(MARK RALSTON / AFP/Getty Images)

El Grupo A estaba marcado casi que desde antes de que comenzara la Copa América Centenario. Colombia era la favorita para pasar la primera fase del torneo en el primer lugar, mientras que Estados Unidos, Costa Rica y Paraguay se jugarían el segundo puesto.

Los estadounidenses eran la cabeza de serie y por ser anfitriones se les auguraba, por muy poco, como el dueño del segundo puesto.

Sin embargo, en la última jornada de la primera fase para este grupo, Costa Rica, que había sido humillada por Estados Unidos, venció a la selección “B” de los colombianos, que formaron sorprendentemente con 10 suplentes.

Los ticos no desaprovecharon la oportunidad y cobraron la osadía al vencerlos 3-2 el sábado, relegándolos al segundo puesto, ahora enfrentan a Perú en cuartos.

Justamente, la derrota no se le ha atribuido a los futbolistas que estuvieron en el terreno, por el hecho que era la primera vez que jugaban de esta forma y desentonaban en el terreno.

Para señalar un culpable: José Néstor Pékerman, es el acusado.

El entrenador colombiano tenía la oportunidad de reajustar a su equipo, si quería, tras saber el resultado de los estadounidenses, que vencieron a Paraguay y sumar seis puntos al igual que los cafeteros, previo a su partido contra los ticos. Pero aún así, Pékerman como todo jugador de póker no se inmutó y siguió con su plan de jugar mayormente suplentes.

Muchas preguntas han resultado por esta decisión de Pékerman: ¿Le faltó el respeto a Costa Rica? ¿Ignoró su rival de la próxima fase? ¿Qué buscaba lograr el entrenador?

La reacción tras la derrota ha sido muy fuerte entre la afición y medios de comunicación. Pékerman explicó que su decisión fue netamente basada en buscar más opciones para el resto del torneo y para un futuro… pero ¿Es justo experimentar en medio de un torneo tan importante?

“Nosotros teníamos una idea inicial y realmente, lo dije sin faltarle el respeto a Costa Rica, veíamos la oportunidad de hacer un buen partido”, explicó el entrenador tras el final del partido. “Eso te da un panorama para los jugadores del por qué son lo que son y los ayuda a crecer. En aquellos que pueden aprender de los errores pueden tener un punto alto”.

El entrenador mencionó como ejemplo lo alcanzado por la selección en el Mundial de Brasil 2014 y en la que tuvo la mejor participación en la historia del combinado colombiano.

“En el Mundial estábamos hablando de un plante de conocimiento de 3-4 años. Acá sí era una apuesta más riesgosa con muchos muchachos que espero que esto no les cueste un progreso en ellos. Todo lo contrario, que asuman los errores, que entandamos lo que todavía nos resta. Y pensar que vamos a sacar provecho y vamos a salir adelante”, dijo el entrenador argentino.

Colombia enfrenta a Perú en cuartos de final luego de que los incas sorpresivamente eliminaron a los brasileños ayer.

EE.UU., el beneficiado

La decisión de Pékerman de no ir con todo ante los costarricenses, benefició sin lugar a duda al conjunto de las Barras y las Estrellas, quienes terminaron como primeros del Grupo A y le da un cierto respiro principalmente a Jürgen Klinsmann.

El alemán seguramente dirá que su selección ganó el grupo merecidamente sin ayuda de nadie y buscará la manera de taponar el poco futbol que ha demostrado su equipo. EE.UU. goleó a los ticos y venció a Paraguay con lo justo.

Con 10 suplentes, más un par de ajustes en el segundo tiempo, Colombia se volcó sobre Costa Rica, quienes no son ni la sombra de Brasil 2014 y casi les empata con muy poco.

EE.UU. enfrenta a Ecuador en la segunda fase y será, al igual cuando enfrentó a Colombia, una verdadera prueba de fuego.

Los ecuatorianos han ido en ascenso durante y podrían dejar en evidencia a los de Klinsmann.

Los cuartos servirán para darle la razón a Pékerman o a Klinsmann... o a ambos o a ninguno.


Anuncio