Anuncio
Share

Los problemas cardiacos de su fundador no detienen el éxito de los Tiburones Rojos USA

( .@ . / )

Una visita de rutina terminó por salvarle la vida más de lo que tenía pensado.

Alberto Villegas llegó acompañado por su esposa Beatriz para llevar a cabo una resonancia magnética cardiaca, algo a lo que normalmente hace cada ciertos años o cuando su estado físico se lo pide.

Villegas explicó que sus problemas en el corazón son hereditarios en el que las arterias no funcionan de manera debida. El oriundo de Veracruz dijo estar vivo aún de milagro, pues mientras que ese mismo día se hacia la revisión de las arterias, le llegó un ataque al corazón tras culminar los exámenes.

“Tuve la fortuna que me pasara ahí y de una vez me subieron a emergencias y me revivieron”, dijo Villegas. “Sentí falta de aire, además como un golpe fuerte en mi pecho y los brazos se me entumieron. Ya después no supe de mí”.

De 49 años, es el fundador de Tiburones Rojos USA, un equipo semiprofesional de la liga United Premier Soccer League (UPSL) en la Conferencia South-Western, que es como una cuarta división en Estados Unidos. Su club contaba con distintas divisiones desde los cuatro a 19 años, pero tras la operación a pecho abierto en 2015, tuvo que recortar un 90% de sus divisiones y solo dejó el equipo mayor.

Ese mismo año, Villegas vio cómo su club había perdido el apoyo de un club mexicano y por eso tuvo que adoptar el nombre del equipo como lo lleva en la actualidad.

“Al principio tuvimos la oportunidad de tener contacto con la antigua directiva, desgraciadamente con la llegada de Fidel Kuri, no se pudo llegar a un arreglo y tuve que dar eso por hecho”, explicó Villegas a HOY Deportes. “Llevábamos el nombre del Veracruz, pero le tuve que poner Tiburones Rojos USA”.

Villegas tomó la determinación que su salud podría estar en riesgo nuevamente si seguía abarcando todo el proyecto por sí solo, razón por la que nombró a uno de sus hijos como el nuevo presidente.

Sin embargo, a pesar de los malos momentos que vivió, Villegas muestra orgullosamente la cicatriz que ahora adorna su pecho, la que dice “me salvó la vida”.

Actualmente, Villegas reúne a sus jugadores nueve horas semanalmente en una escuela de Rosemead, en la que tiene que usar torres de luces que se usan para la construcción para iluminar el área de entrenamiento.

“Eso que ves ahí, fue donado por uno de los padres de estos chicos, el otro lo compramos a préstamos y hacemos pagos”, señaló. “Todo esto y aún así somos capaces de garantizar una buena educación en la cancha a estos jóvenes, para que se mantenga alejados de las pandillas y lo malo que hay afuera”.

Una mano amiga

Villegas se considera con mucha suerte al tener gente que apoya sus sueños de seguir con el club que desea algún día volver a ver con varias divisiones, tal es el caso de Walter Loyola, un exjugador argentino que actualmente trabaja como scout para la federación estadounidense de futbol, US Soccer.

“Un día me llamó pidiéndome que si sabía de algún entrenador para su equipo pues él ya no podía después de su último ataque al corazón”, dijo Loyola. “Me ofrecí a ayudarlo, le dije que yo lo haría pues es un gran amigo y además me queda cercas a mi casa”.

El entrenador jugó en Brasil con el Palmeiras y en Argentina con Velez Sarsfield en la época de los 80s y parte de los 90s, además de unos equipos de segunda división. También fue entrenador en las divisiones básicas del River Plate argentino en el que vio a chicos como Matías Almeyda, Andrés D’Alessandro, Javier Saviola, entre otros.

Mientras que dirige a los jóvenes de Tiburones Rojos USA, aprovecha para observar talentos que puedan avanzar en sus carreras como futbolistas.

“Si vemos jugadores que nos interesan, citamos a los jugadores para que se vengan a probar en Carson en el StubHub Center, donde tenemos el Centro de Alto Rendimiento de la selección. Nos enfocamos mucho en el talento hispano”, dijo.

Hay talento

Entre los jóvenes con aptitudes que tiene el equipo, Loyola destacó también a Daniel, el hijo menor de Alberto, quien jugó en las academias de las desaparecidas Chivas USA, en donde fue capitán, el Galaxy de Los Ángeles y fue parte del campamento de la selección de Estados Unidos Sub-17.

Daniel, de 18 años, hizo parte recientemente de la academia de Portland Timbers y está en espera de una oportunidad para jugar en México, de donde fue invitado a participar con la Sub-17 de Monterrey pero que al final rechazó, pero que ahora asegura no se arrepiente de haber tomado esa decisión.

( .@ . / )

“Casi justo después de eso mi papá tuvo el ataque al corazón”, recordó Daniel. “Venía saliendo de un entrenamiento, mi mamá me llamó, me dijo que necesitaba hablar de mi papá y me dijo ‘estoy en el hospital, te voy a dar la dirección y pídele a alguien que te traiga’. Por lo regular ella es la que me buscaba después de los entrenamientos”.

Daniel estuvo con Chivas USA en los dos últimos años de existencia del equipo y entrenaba con la academia en Bell Gardens.

“Creo que si Chivas USA no hubiera desaparecido, tal vez la hubiera hecho [como profesional] porque el cuerpo técnico gustaba mucho de mi trabajo. Varios de mis compañeros ya estaban teniendo la oportunidad”, detalló.

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda


Anuncio