Anuncio
Share

Vence Monarcas a Cruz Azul

Palacios, del Morelia.
Palacios, del Morelia.

La Máquina avanza un kilómetro y retrocede dos.

Cruz Azul perdió anoche 2-0 ante el sotanero del torneo, Morelia, un equipo tan gris que ni siquiera con el triunfo abandonó el último sitio de la clasificación.
Carlos Adrián Morales fue el verdugo de los cementeros. El capitán de Monarcas capitalizó dos tiros libres, en uno se apuntó un gol y en otro una asistencia a Daniel Arreola, en el Estadio Morelos.

La Máquina venía de vencer a Tigres, de recuperar el equilibrio defensivo, de respirar en la parte alta de la clasificación. Ahora, probablemente ingrese a ese pelotón que están cerca de la Liguilla o de quedar eliminados.

Al 36', Morales hizo la gran pincelada al dejar estático a Jesús Corona, con un disparo pegado al poste derecho y en el que superó la barrera conformada por siete hombres.
Antes de la ejecución, “Chuy” regresó un par de veces al poste izquierdo para cerciorarse de la ubicación de la barrera. El esfuerzo fue infructuoso porque el esférico pasó por encima del muro defensivo.

Cruz Azul había tenido mejor posesión del esférico ante un equipo que necesitaba ganar a toda costa. Sus siete puntos, en los que sólo destacaba el triunfo contra Chiapas, le requerían sumar porque la siguiente temporada peleará por no descender.

Pero a los capitalinos todo les salió mal. Gerardo Flores abandonó la cancha al 49' tras impactar su rodilla izquierda contra el césped, tras un forcejeo.

El ingreso de Christian Giménez por Xavier Báez le otorgó al equipo más peso a la ofensiva. Los cementeros estuvieron cerca del empate, pero el portero Jorge Villalpando tuvo una gran reacción al 70' luego de una jugada a balón parado, primero tras un cabezazo de Francisco

Javier Rodríguez y luego para tapar el centro de Julio César Domínguez.

Sólo un minuto después, Morelia capitalizó otro tiro libre.

Morales, de 35 años, mandó un servicio que Arreola conectó entre dos marcadores, Mauro Formica y el “Cata” Domínguez. Otra vez el balón entró por el lado izquierdo del marco de Corona.

Cruz Azul se quedó helado. Es más, pudo recibir el tercero, otra vez a balón parado y en una acción en la que Miguel Sansores quedó solo en el área, pero en lugar de rematar al arco atacó el esférico como si fuera defensa de los visitantes.

Los celestes, que la jornada anterior marcaron dos goles, regresaron a las andadas, con el paraguayo Roque Santa Cruz una vez más en la tribuna por molestias físicas.
Y en el torneo en el que tuvo paso de líder, ahora parece que La Máquina marcha de reversa.


Anuncio