El recién retirado Moisés Muñoz describe su amor por el América durante Allstate Sueño Alianza

El michoacano Moisés Muñoz siempre ha tenido una relación con California. El exarquero de Monarcas Morelia y Águilas del América vivió en el área de la Bahía de los 8 a los 12 años, antes de regresar a México, donde el destino le tendría una sorpresa: ser futbolista profesional con el equipo de sus amores, el América.

Muñoz debutó en 1999 con Morelia y tras casi 20 años del profesionalismo, decidió colgar los guantes de arquero este año. Precisamente, en Los Ángeles recientemente, se retiró en un partido amistoso entre América y Chivas en el histórico Coliseo Memorial.

El pasado fin de semana, Muñoz fue parte de Allstate Sueño Alianza, una serie de visorías de varios jugadores adolescentes a nivel nacional.

En su visita al Sur de California, Muñoz platicó con HOY Deportes sobre sus inicios en el futbol, así como varios otros temas del momento.

¿Cómo se compara el talento que ves en porteros de EE.UU. con los de México?

En México hay muchísimos más jugadores que quieren ser futbolistas profesionales. En México está más desarrollado que aquí. Aunque aquí hay mucho talento y hay casos muy recientes de chavos de padres mexicanos que incluso, han emigrado al futbol mexicano.

¿Cómo te descubre el Morelia?

Fue un poco diferente a todo lo que estamos acostumbrados. Yo inicié jugando futbol amateur. Después de una temporada de jugar futbol amateur, fueron visores de Monarcas a ver una final de futbol amateur y después de ese partido me invitan a ir fuerzas básicas. Llego a fuerzas básicas y tengo la fortuna de que en un año, ya estaba entrenando con el primer equipo. Viene mi debut muy rápido, tenía escasos meses después de estar en el primer equipo.  

¿Cómo recuerdas tu debut?

Faltando escasos 12 minutos para que terminara el encuentro. El partido se perdía 4-2 ante el Pachuca. No era el resultado que yo quería, pero ese fue mi debut y así lo recordaré por el resto de mi vida.

¿Cómo eras de niño?

Yo viví aquí en Estados Unidos por cuatro años. Viví desde los 8 a los 12 años. Estuve en cuarto, quinto, sexto y séptimo grado y en ese entonces también practicaba varios deportes, jugaba béisbol, básquetbol y futbol americano. Fue una infancia de mucho deporte, me gustaba jugar todo el tiempo, pero nunca enfocado en un solo deporte. Una vez que regreso a México empiezo a practicar más el basquetbol que el futbol, era el deporte que me apasionaba en ese momento. El futbol empieza a entrar nuevamente a mi vida a los 16 años cuando empiezo a practicarlo de forma amateur.  

¿Tienes un equipo favorito fuera del futbol?

Los Toros de Chicago, la era de Michael Jordan era incomparable. Era uno de los motivos por la cual yo usaba el número 23 en la camiseta. Siempre fui fan de los Toros, aunque vivía en el área de la Bahía y también apoyaba a Golden State, que ahorita están haciendo maravillas en la NBA. En otros deportes, en la NFL, soy fan de los 49ers de San Francisco y en el béisbol, de los Atléticos de Oakland.

¿Qué recomiendas a los padres de pequeños futbolistas?

Que los apoyen, que no los condicionen. He visto a muchos padres que de repente son muy incisivos. Que el entrenador les dice una cosa y ellos dicen otra cosa, confunden a los niños. Es importante apoyarlos en sus sueños pero también darle su espacio, no presionarlos porque puede ser contraproducente.

¿De quién aprendiste más como portero?

El primer entrenador de porteros que tuve fue Félix Madrigal, de él aprendí bastante, lo básico, lo elemental de la portería se lo aprendí a él. Luego vinieron otros como [Norberto] Scoponi, que fue de mis primeros entrenadores de portero. Hubo otros técnicos de los que aprendí bastante, como Rubén Omar Romano, quien me dio la oportunidad de quedarme con Monarcas Morelia. Luego vinieron muchísimos como Ricardo Ferretti, [Ricardo] Lavolpe, Miguel Herrera. Hubo muchísimos de los que aprendí bastante.

¿Cómo te has sentido en tu retiro?

Bien, no he extrañado los entrenamientos, los partidos siempre los vas a extrañar, el estar en la cancha. Esa emoción, esa adrenalina, creo que difícilmente lo voy a vivir nuevamente, pero hasta ahorita estoy tranquilo. Estoy disfrutando a mi familia, que es lo que quería y por lo cual me retiré. Estoy contento en ese sentido

Pudiste jugar en otros equipos, Liga de Ascenso, ¿por qué decidiste retirarte?

Porque quería pasar más tiempo con mi familia, el ir a conferencias de padre e hija a la escuelas. En 20 años  me perdí varias de esas cosas.  Tengo un niño de 14 años. No sé hasta cuanto más va a estar en la casa, así que lo quería aprovechar antes de que suceda lo inevitable, que tenga que emigrar de casa. También tengo una niña a la que quiero disfrutar bastante, por eso decidí retirarme.

¿Qué significa para tí el Morelia?

Significa mucho porque es el equipo que me dio la oportunidad de convertirme en futbolista profesional. Siempre voy a estar agradecido con la institución. Soy michoacano, 100% moreliano, mi esposa, mis hijos, mis padres, todos somos michoacanos. Estoy contento y estoy bendecido por eso. Me imagino que la pregunta que me vas a hacer, ‘¿por qué le vas al América?’ Desde pequeño tuve un equipo del cual me identifiqué y ese es el América, en los 80s era una época muy buena para el América. Mi playera del América la tengo desde los cuatro años.

¿Qué disfrutabas más en el América?

Todo, el hecho de portar esa playera, el defenderla con gran amor. Siempre le tuve un gran estima a ese equipo, significó bastante para mí. Era motivo de orgullo el poder portar la camiseta. Era siempre muy especial jugar clásicos nacionales. Todos los equipos le quieren ganar al América.

Te tocó una era muy consistente con el América, a pesar de que cambiaban jugadores y entrenadores,  ¿a qué se debió eso?

Teníamos un grupo muy sano. Había una directiva muy competente, sabía sacar lo mejor de cada jugador, tenía al jugador contento, solamente pensando en el futbol. Y los técnicos que llegaban eran técnicos que podían influenciar al jugador, liderar a ese grupo de personas hacia el grupo correcto. Siempre había la posibilidad del título y afortunadamente es lo que sucede cuando ganamos dos veces la liga y la copa.

¿Qué recuerdos tienes de ese gol que le metes a Cruz Azul en la final?

Son momentos que me marcarán para el resto de mi vida. Era un momento de mucha emoción. Estábamos perdiendo el partido, necesitábamos un gol de cualquier forma. Todos los americanistas estaban alentando para que fuera a rematar. Viene el primer córner, queda la pelota por ahí, toma la pelota Raúl [Jiménez], viene un tiro que sale desviado. Nuevamente hay un tiro de esquina, decido quedarme, no me regreso, decido quedarme y en ese momento veo la pelota salir en mi dirección y lo único que me queda es acomodar el cuerpo. En un principio quería rematar de volea, pero la pelota se iba alejando cada vez más de mí entonces decidí lanzarme de “palomita”. Afortunadamente la pelota termina en las redes. Eso nos da la oportunidad de continuar en el juego y posteriormente ganar en penales.

¿Lo habías ensayado antes?

Sí, en los entrenamientos se hacen mucho los centros y remates a gol, muchas veces me salía de la portería para rematar. Créeme que lo hacía bien. El hecho de que Miguel me hubiera alentado a ir al ataque es porque sabía que tenía la capacidad para poder rematar. Todo eso se entrena, no es esporádico, no es hacerlo por hacerlo. Todo lo que se realiza en un terreno de juego se entrena y es por eso que se puede ejecutar.

Hablando de México en este año mundialista, ¿qué te pareció la era de Juan Carlos Osorio?

Fue una buena era. No se consiguió lo que se quería, que era jugar un quinto partido, sin embargo fueron cuatro años buenos. Obviamente los resultados así lo indicaron. Hubo una derrota muy dolorosa contra Chile, pero en su mayoría fueron momentos agradables. Osorio es un técnico que sabe mucho de futbol, apasionado con el deporte, un técnico que siempre mostró mucho profesionalismo, que siempre trabajó, que siempre estuvo en la misma disposición. La verdad que solamente puedo expresarme bien de forma positiva de él. Lamentablemente no se consigue el objetivo del quinto partido, pero sin embargo creo que hizo una muy buena participación en el Mundial.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°