Anuncio
Share

Tiene Tri Sub-17 lugar digno, pero amargo

Jugadores de Bélgica celebran al vencer a México hoy, domingo 8 de noviembre de 2015, y ganar el tercer lugar, en el Mundial de Fútbol Sub17 en el estadio Sausalito en la ciudad Viña del Mar, localidad distante a 120 km. al oeste de Santiago de Chile (Chile). EFE/Mario Ruiz ** Usable by HOY, FL-ELSENT and SD Only **

Jugadores de Bélgica celebran al vencer a México hoy, domingo 8 de noviembre de 2015, y ganar el tercer lugar, en el Mundial de Fútbol Sub17 en el estadio Sausalito en la ciudad Viña del Mar, localidad distante a 120 km. al oeste de Santiago de Chile (Chile). EFE/Mario Ruiz ** Usable by HOY, FL-ELSENT and SD Only **

(MARIO RUIZ / EFE)

México se despidió del Mundial Sub-17 sin el tercer lugar, pero con la cara en alto.

Al conjunto europeo le bastaron dos contragolpes certeros para vencer al Tri por 3-2, en el duelo de consolación del campeonato. Los mexicanos fallaron a la hora de hacerle daño al rival por segundo partido consecutivo.

El equipo belga se mostró como un adversario de respeto y en los primeros 15 minutos del duelo le ocasionó dos llegadas de gol al Tricolor que fueron bien contenidas por el arquero Abraham Romero.

México también tuvo sus oportunidades claras, ambas en pies de Claudio Zamudio, quien pudo mandar al Tri con ventaja al descanso, pero se estrelló con el portero Gaetan Couke en un mano a mano.

Ya en la segunda mitad, Bélgica no cambió de planes en el Estadio Sausalito y obtuvo su recompensa al 54', con una gran jugada individual de Dante Vanzeir, quien dejó que Dennis van Vaerenbergh sólo empujara el esférico para 1-0.

El gol de Bélgica caló hondo en el orgullo. El técnico mexicano, Mario Arteaga, dio entrada a Ricardo Marín para sustituir a Érick Aguirre, quien se lastimó tras un choque con un rival, y de paso consiguió adelantar líneas.

Marín consiguió el empate de penal al 58', tras una falta en el área del capitán belga Wout Faes, quien 12 minutos después abandonaría la cancha al ser expulsado por doble amarilla.
Pero las cosas no mejoraron para México, que pudo poner nombre y apellido a su verdugo: Dante Vanzeir.

El delantero demostró su calidad y con dos pinceladas, para destrozar las esperanzas del Tri.
Al 73', Vanzeir adelantó a los Diablos Rojos al picar un balón sobre Romero. Francisco Venegas igualó el choque al 88', luego de ganar un rebote dentro del área rival y rematar a placer, con lo que parecía que el juego acabaría empatado, pero...

Al 92', otra vez Vanzeir, quien mató el partido con una jugada individual que culminó con un tiro suave ante la salida del portero.

Cuarto lugar para México, que culminó una gran participación en el torneo, aunque no se cubrieran las expectativas.


Anuncio