Anuncio
Share

Gio llega para atraer a más mexicoamericanos al LA Galaxy

(Robert Cianflone / Getty Images)

La familia de Gustavo Ortiz pareciera que tuviera un negocio que no pudiera fallar: un restaurante mexicano cerca de Carson, la casa del cinco veces campeón de la MLS, el LA Galaxy. Parece ser el matrimonio ideal entre la comunidad mexicana y su alto interés en el balompié.

Sólo que no estaba funcionando. Los mexicoamericanos tampoco estaba interesados en el Galaxy- hasta ahora.

Horas después de que Giovani Dos Santos fuera firmado, los teléfonos en las oficinas del Galaxy comenzaron a sonar, preguntando por boletos. También comenzó a brotar la emoción en el restaurante de Ortiz.

“Dos Santos es lo que esperábamos”, dijo Ortiz. “Es un verdadero mexicano. Todos queremos a Giovani Dos Santos”.

Pero amor no era lo que necesariamente describía lo que los mexicoamericanos pensaban del Galaxy. Es por eso que la contratación de Giovani, un talentoso jugador de 26 años en la cúspide de su carrera, podría ser la más significativa en sus 20 años de historia. Va en contra de la idea de que la MLS es la última parada para jugadores internacionales en el final de sus carreras.

Podría ser más importante aún para el Galaxy, quienes tienen mayormente aficionados blancos y tradicionalmente han tenido poca representación de la comunidad más grande y más apasionada por el futbol.

El Galaxy se ha enfocado en traer a estrellas, ya en el ocaso de sus carreras, como David Beckham, Robbie Keane y el reciente Steven Gerrard. Eso ha resultado en tres campeonatos de liga en cuatro temporadas, pero el promedio de asistencia ha caído por casi 2,000 por juego desde 2012.

Dos Santos buscará cambiar eso, aunque esta decisión fue tomada pensando en el negocio tanto dentro como fuera de la cancha. En 2018, el Galaxy estará compitiendo con Los Angeles Football Club, quien está construyendo un estadio en el centro de la ciudad, donde ahora está el Sports Arena.

El Galaxy busca atraer a la comunidad de Latinos antes de que LAFC pudiera desarrollar su base de aficionados. El contrato de Dos Santos es el segundo más grande en la historia del club, y va dos años más allá después del debut de LAFC.

La firma es la más grande en la historia de la franquicia. El Galaxy pagó por lo menos $7 millones en la transferencia al exquipo de Dos Santos, el Villarreal. Los detalles del contrato de cuatro años y medio no han sido publicados pero se espera que Gio gane alrededor de los $6 millones al año que ganará Gerrard, resultando en un contrato de $34 millones.

“No creo que sea tan fácil como eso”, dijo Josh Guesman, un productor de un podcast del Galaxy y un cliente de temporada desde 2008. “Se trata de que Gio juegue. Tiene que venir a jugar”.

Dos Santos, quien se ha ganado la reputación de distraerse mucho, llega a una ciudad llena de tentaciones. Es una de las razones por las que ha jugado en siete equipos en nueve años.

“Tiene que decidir que va a venir a jugar”, dijo Guesman. “De otra forma va a ser un desastre”.

Fuera del Sur de California, los aficionados mexicanos también están divididos por su llegada a la MLS. Algunos quieren verlo en la MLS para que lo puedan ver en persona, mientras a otros les gustaría verlo en Europa.

“Es un paso en la dirección equivocada”, dijo Sergio Tristan, fundador de Pancho Villa’s el grupo más grande de aficionados mexicanos en Estados Unidos. “No es porque sea MLS, pero porque va a irse de Europa. No me gustaría que se vaya a México tampoco, no ahora, no en el mejor momento de su carrera”.


Anuncio