Anuncio
Share

Tras eliminar a Corea, México ahora se enfoca en Suecia, en lo que será un duelo de eliminación

(Eduardo Verdugo / AP)

La selección mexicana gozó la noche del sábado en Rostov-on-Don su segunda victoria del torneo ante Corea del Sur. Sus aficionados festejaban por todas las calles de esta bella ciudad cerca del río en Rusia.

Pero cuando sus aficionados pensaban que ya estaban clasificados y sus jugadores decían que había que tomar los partidos paso a paso, sucedió exactamente eso: Suecia perdía con un hombre de más ante Alemania, que ya estaba en la lona, y le dio aire a los campeones del mundo.

Ahora, el miércoles, México enfrentará a Suecia en Ekaterimburgo en un partido que no puede perder. De perder por cualquier resultado y Alemania gana a la eliminada Corea del Sur, el Tri estaría yendo de un torneo perfecto a una eliminación tempranera. El Tri ha superado la primera ronda en todos los Mundiales en los que ha asistido desde Argentina 1978.

Suecia está en la misma situación, si pierde o empata ante México estaría eliminado con un triunfo alemán.

Pero tras el triunfo en Rostov-on-Don, los mexicanos sabían que la tarea no estaba terminada.

Todo es una trampa, toda la negatividad, todo lo oscuro, y todas las alabanzas, todos los buenos comentarios también”, dijo Javier Henández, quien el sábado anotó en su tercer mundial, después de anotar en Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y ahora en Rusia 2018.

De empatar o ganar, México ganaría el grupo y se enfrentaría en St. Petersburgo al segundo del grupo de Brasil, Suiza, Serbia y Costa Rica, estos últimos ya eliminados.

“La realidad supera a los sueños, hay que imaginarse cosas chingonas. Yo tengo muchas ganas de lograr cosas grandes para nuestro país”, indicó Hernández. “Queremos ganar el grupo y luego esperar el cruce”.

Lo cierto, es que después del triunfo ante Alemania, la mentalidad del conjunto mexicano está por los cielos.

“Estamos haciendo algo diferente y no le tenemos miedo a nada. No le tememos a nada. Si queremos ser campeones del mundo, hay que ganarle a cualquiera”, expresó Andrés Guardado.

“Ojalá que el mexicano se empape en la mentalidad que tenemos en el grupo, sin ser arrogantes, creemos en lo que estamos haciendo, estamos fortalecidos mentalmente”, indicó el centrocampista del Real Betis.

“La gente está comenzando a creer un poco más en nosotros por el primer resultado. Siendo realistas, no hemos conseguido ni el pase a pesar de las victorias”.


Anuncio