El LAFC versión 2018 será difícil de superar

Lo logrado por el LAFC en su primera temporada, en muchos aspectos, será una tarea muy complicada de superar para los equipos expansión de la MLS y para el mismo club en el futuro.

Y es que en general, superaron muchas expectativas.

En una ciudad con una decena de equipos profesionales, ¿realmente necesitábamos a otro equipo de futbol?

Al parecer, sí. El LAFC no solamente colocó a un equipo competitivo dentro de la cancha, sino que también le puso mucha presión al Galaxy de Los Ángeles, a tal punto que estos trajeron a Zlatan Ibrahimovic como respuesta al momento y protagonismo que fue ganando el LAFC en 2018.

El equipo formado por Bob Bradley, que sin duda sabe armar equipos nuevos en la MLS, acumuló 57 puntos, la mayor cantidad de unidades de un conjunto de expansión. Con la quinta nómina más cara en la liga ($11.2 millones), el LAFC superó al Toronto FC ($23.1 millones), Galaxy ($14.7 millones) y al Fire de Chicago ($13.1 millones), equipos con una nómina mayor que el nuevo equipo de Los Ángeles, los cuales no pudieron clasificar a los playoffs a pesar de ser los "niños ricos" de la MLS.

En general, el LAFC fue muy consistente y no entró en baches profundos durante la larga temporada. El LAFC anotó 68 goles y fue el segundo equipo con más goles en el campeonato, solamente por detrás de Atlanta, aunque su defensiva, que aceptó 52 tantos, podría mejorar.

La salida en la recta final de la temporada de Laurent Ciman, capitán y defensa del equipo, pudo haberse manejado mejor, para no dejar al equipo sin un elemento clave en un momento crítico. En el último encuentro ante Real Salt Lake, el defensa brasileño Danilo Silva, reemplazo directo de Ciman, se equivocó y aunque luego remedió su error, no fue lo mismo que si el defensa belga estuviera en estos partidos de vida o muerte.

Pero la decisión de vender a Ciman podría ser una de las pocas decisiones cuestionables que cometió la directiva de LAFC en su primera temporada, en la que acertó en las contrataciones de Carlos Vela, Lee Nguyen, Christian Ramírez, Diego Rossi y Benny Feilhaber.

El caer eliminado en la primera ronda de los playoffs en su debut no es algo negativo y es una meta realística para superar el próximo año.

El LAFC tampoco venció al Galaxy en sus tres encuentros en 2018 (una derrota y dos empates), una tarea que sigue pendiente, pues en estos partidos en los que se juegan más que tres puntos, el equipo que juega en Exposition Park se vio nervioso y con falta de contundencia en momentos claves ante el conjunto que juega en Carson.

Fuera de la cancha, lo sucedido en 2018 fue lo mejor que le ha podido pasar a la MLS, al LAFC y a la misma ciudad de Los Ángeles. Su fanaticada, en su primera temporada en la liga, se convirtió en una de las más apasionadas y con identidad en una ciudad con 11 equipos profesionales. La experiencia que la afición vive en cada encuentro en Banc of California Stadium, en la que los 3252 son los protagonistas, es única y le agrega un valor importante al mercado deportivo en Los Ángeles.

Sus encuentros, en un estadio más pequeño que varios equipos de la liga, fueron casi todos llenos, lo que lo colocó en el octavo lugar en asistencia en una liga con 23 equipos. El 2019 presentará una prueba para el LAFC, para ver si logran mantener el alto número de asistencia, algo que probablemente lograrán.

Sus duelos en el Banc of California Stadium fueron presenciados por artistas de todos los niveles, pero especialmente figuras como los peloteros Adrián González, Clayton Kershaw, Joc Pederson, la cantante Meghan Trainor, la actriz Julie Benz, entre muchos otros, le dan personalidad y prestigio a un equipo que ya de por si tiene al copropietario Will Ferrell brincando con su afición, portando una máscara de luchador.

¿Podrá el equipo superar eso en 2019? Será interesante saber, pero por ahora, el LAFC ha comenzado anotando un golazo.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°