Anuncio
Share

James Rodríguez: desde hace dos días sabía que iba a jugar contra Paraguay

James Rodríguez: desde hace dos días sabía que iba a jugar contra Paraguay.

James Rodríguez: desde hace dos días sabía que iba a jugar contra Paraguay.

(Sean M. Haffey / Getty Images)

Para todos los que asistieron al juego, ver a James Rodríguez en la alineación de la selección Colombia contra Paraguay fue una sorpresa… pero no para él. En definitiva, el amor a la camiseta pudo más que un dolor en el hombro.

“Antier ya estaba hablado eso, cuando uno tiene ganas todo es más fácil”, dijo Rodríguez después del final juego en el que vencieron a los guaraníes 2-1. De esta forma, los colombianos se convirtieron en el primer equipo en pasar a los Cuartos de Final de la Copa América Centenario.

Colombia ocupa el primer puesto del Grupo A y enfrenta a Costa Rica, ya eliminado, el próximo sábado. Mientras que Estados Unidos y Paraguay se jugarán la vida para seguir en el torneo.

Rodríguez fue considerado como el mejor jugador del partido por su gol y asistencia, además del empuje que le dio al equipo para conseguir el triunfo. Sin embargo, el triunfo no fue tan fácil, como se pronosticaba al final de la primera mitad, que parecía que Colombia tenía dominio total.

“Ellos en el segundo tiempo jugaron intensos y creo que siempre estuvimos arriba”, explicó el mediocampista del Real Madrid. Al mismo tiempo, el jugador no quiso comparar el momento que vive en esta Copa América Centenario como la que vivió con el Mundial de Brasil 2014 en la que fue el goleador de la justa.

Rodríguez ha anotado en dos ocasiones en la misma cantidad de partidos en el torneo continental más antiguo de selecciones en el mundo. Su compañero Carlos Bacca también lleva dos goles.

“Solo quiero jugar bien, soy uno más aquí”, dijo Rodríguez. “Si se da eso pienso que será muy bueno”.

Con respecto a su hombro, Rodríguez explicó que no está del todo bien y que a lo mejor amerite una operación en un futuro: “Después, es algo que hay que tener cuidado siempre porque el hombro siempre va a estar expuesto a todo”.

La última vez que Colombia jugó en el Rose Bowl de Pasadena fue en el Mundial de 1994, en un partido contra Estados Unidos. En ese entonces hubo una gran presencia colombiana, pero en esta ocasión fue mucho más que hace 22 años. Para Rodríguez fue agradable ver el estadio mayormente de su país.

“Habían muchos colombianos y es lindo ver el estadio con los colores nuestros”, dijo el mediocampista.


Anuncio