Anuncio
Share

No tuvo Gignac rastro de lesión

André-Pierre Gignac no tuvo problemas físicos para colaborar en el quinto título de Liga para Tigres.

El delantero galo, en duda para la vuelta por un esguince cervical en el primer choque ante América, se vio suelto en el campo, al cual salió con un par de parches protectores en el cuello.

Fuera del aditamento, el atacante felino jugó como siempre, buscando el espacio entre los rivales y claro, disparando al arco cuando pudo.

Sin embargo, fue su cruce de palabras con el técnico Ricardo La Volpe, al cierre del primer tiempo extra, uno de los momentos más acalorados para Gignac, del cual salió libre al no recibir ni una amonestación tras el conato de bronca.

Ya en el campo había puesto a temblar al rival, entre sus primeros acercamientos estuvo un tiro libre que cobró de mala manera al minuto 12, para el 25' conectó la pelota con la cabeza, por si había duda de una dolencia en el cuello.

Otra jugada de peligro fue al 81' cuando disparó de larga distancia para impactar el esférico en el travesaño, finalmente, al 112' tuvo otra de gol, pero en esta ocasión el tiro se fue por arriba del arco.

En los penales abrió el marcador para su equipo.


Anuncio