Anuncio
Share

Gignac se quita el collarín y revive ilusiones de Tigres

Andre Pierre-Gigac (c) atendió a algunos fans al final de la sesión de los Tigres, previo a la final contra el América.

Andre Pierre-Gigac (c) atendió a algunos fans al final de la sesión de los Tigres, previo a la final contra el América.

El francés Andre Pierre Gigac salió sin collarín del entrenamiento de los Tigres de la UANL y revivió las esperanzas de los seguidores del equipo que añoran verlo contra el América en la final del Apertura 2016 del futbol mexicano.

Gignac, integrante de la selección de su país, es el mejor futbolista de la liga y lo ha demostrado en la fase decisiva del campeonato al sumar seis goles en cinco partidos, dos de cuartos de final, dos de semifinales y el de ida de la final.

Esa última diana sirvió para que rescatara el empata 1-1 en casa de las Águilas y dejara todo preparado para que el título se decida mañana en coincidencia con la Navidad en el estadio Universitario de Monterrey a las 4:30 PM PT.

Poco antes de terminar el duelo del jueves, el francés salió de la cancha con el cuello lastimado y los médicos le confirmaron un esguince cervical de segundo grado, sin embargo hoy salió sin el collarín que le mantiene la estabilidad de la zona.

Por lo pronto el entrenador brasileño Ricardo Ferretti, quien dirigirá mañana su partido de liga número 1.000, tiene en la lista de convocados al delantero y está por ver si sale a la cancha como titular o de reserva.

El cuerpo médico dejó entrever este sábado que Andre no está descartado para la final y esperan ver cómo evolución su estado.

Con su familia, Gignac fue uno de los de mejor ánimo en la convivencia que tuvo el equipo en el hotel de concentración con su familia en el que los jugadores compartieron por par de horas en el festejo navideño, después de lo cual quedarán solos para descansar.

Tigres tendrá a su favor la condición de local, pero deberá hacerlo todo bien si quiere su quinto título de liga porque los jugadores de América están en buena forma y estimulados por el deseo de ganar el cetro en el año de su centenario.

La final estará aderezada por un ambiente de revancha luego de que América le ganó a Tigres las dos últimas finales que celebraron, en el Apertura 2014 y en la Liga de Campeones de la Concacaf de este año.

Se espera un duelo parejo en la cancha del Estadio Universitario, con ambos cuadros volcados al ataque, pero concentrados en no perder el orden atrás.


Anuncio