Gerardo Torrado: el Mundial me enseñó que todos sueños se pueden cumplir

Gerardo Torrado, actual director deportivo de la selección mexicana, sabe muy bien lo que significa representar los colores de su país. Torrado (143 partidos disputados con México) es el cuarto jugador con más convocatorias en la historia del Tricolor, solo por detrás de Andrés Guardado (144), Pável Pardo (145) y Claudio Suárez (177).

Parte de las funciones de Torrado con la selección es el supervisar al cuerpo técnico, analizar a los rivales, visitar a los técnicos y mantener la comunicación entre clubes y el Tricolor.

Torrado hizo su debut con el representativo nacional en 1999 a los 20 años. Con el Tri jugó los Mundiales de Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

A sus 23 años, disputó su primer Mundial en el que anotó un bello gol del triunfo en el crucial duelo ante Ecuador. Ese día, México vino de atrás para remontar un marcador de 1-0 para conquistar los tres puntos con un 2-1.

“Fue algo que me dejó marcado en mi carrera y en mi vida”, expresó Torrado en entrevista a HOY Deportes.

El equipo mexicano terminó en primer lugar de su grupo, tras un electrizante empate 1-1 ante Italia y luego cayó ante Estados Unidos en octavos de final.

Pero lejos de lamentarse, Torrado guarda un cariño muy especial para el Mundial asiático, por el tanto que anotó y también porque le brindó una enseñanza clave.

“Todos los sueños están para cumplirse, cuando lo sueñas lo puedes hacer realidad. Desde chiquito, me veía jugando un Mundial”, dijo Torrado, de 38 años. “Los Mundiales me enseñaron que no hay límites, siempre y cuando estés convencido de que lo puedes hacer, al final de cuentas todos tenemos la creatividad y ese modo de lograr que las cosas sucedan”.

Torrado declaró que el Mundial es una de las máximas aspiraciones que un futbolista puede encontrar en su carrera.

“Un Mundial es algo realmente importante para la carrera de un futbolista, da muchísimo prestigio, es una plataforma en la que puede ser visto por todo el mundo. Te pueden ver los agentes que estén buscando a jugadores atractivos para las ligas europeas”, aseveró.

Sobre el consejo que le daría a un futbolista que apenas está en su primer Mundial, ‘El Borrego’ fue claro: “Que lo disfruten, que controlen las cosas que pueden controlar. Cuando tu disfrutas las cosas, las cosas fluyen bien”.

Luego explicó que el Mundial de 2010 fue algo especial para él, pues sabía que era la última Copa del Mundo para su carrera, además, pudo portar el gafete de capitán en el partido inaugural ante Sudáfrica en Johannesburgo.

“Lo disfruté de otra forma, me fijé en detalles que nunca me había fijado, en cuestión de operaciones, lo disfruté muchísimo. Lo viví intensamente en todos los sentidos”, expresó el jugador que debutó en los Pumas de la UNAM en 1997.

También lamentó la forma en la que perdieron ante Argentina en Alemania 2006 con un tremendo gol de Maxi Rodríguez tras un buen partido del Tricolor ante la poderosa Albiceleste.

“Fue algo que me dolió mucho”, señaló el jugador, quien luego dijo que para él fue un privilegió el haber representado a México en cada una de las competencias.

“El representar la camiseta lo más importante, porque lo pude hacer de la forma más importante”.

Al final, Torrado recordó que lo que menos le gustaba eran las concentraciones largas, pero era algo que estaba dispuesto a aguantar, con tal de portar la camiseta verde.

“En verdad, los mundiales son los mundiales, estás dispuesto a sacrificar hacer todo lo que se pueda para estar en ellos. Me gustaba todo sobre el Mundial, lo previo, y después de un Mundial. Soy un afortunado de haber estado ahí”.

  

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°