Anuncio
Share

Estados Unidos brinda buen partido, pero nada más, ante Bosnia en Carson

(AP )

En un partido con mira al futuro, Estados Unidos y Bosnia y Herezgovina firmaron un entretenido empate a cero el StubHub Center de Carson este domingo.

Con ambos combinados si nada que jugar a corto plazo, los dos fueron eliminados rumbo al Mundial Rusia 2018, y repletos de jugadores con ganas de ganarse un lugar para los procesos que vienen, el partido comenzó con un ritmo dinámico.

Hubo llegadas de los equipos, pero la primera de verdadero peligro la produjo Estados Unidos gracias a un descuido de Bosnia

Al minuto 7 el delantero CJ Sapong encontró un balón mal entregado en el medio campo de los europeos y logró mandar un disparo de derecha entrando al área que hizo volar al portero Ibrahim Sehic.

El cambio de la banda izquierda a la derecha de Jordan Morris a la mitad del primer tiempo les dio más profundidad a los locales, pero Sapong siguió siendo su mejor hombre. Al 38’ conectó un cabezazo a quema ropa que fue atajado por Sehic.

Para la parte complementaria, EE.UU. salió netamente pensando en un gol para validar su superioridad.

Al 49’ el recién ingresado mediocampista Kelyn Rowe tuvo el gol inaugural a pulgadas de hacerlo efectivo, pero otra vez Sehic estuvo ahí para evitar la anotación.

Dos minutos más tarde, Jordan Morris, dentro del área, controlaría un pase desde media cancha del capitán Will Trapp. No obstante, tampoco pudo concretar el gol.

Cuando mejor jugaba EE.UU., fue cuando la buena fortuna le sonrió a Bosnia.

Al 52’, por el sector izquierdo, el delantero Luka Menalo se carga sobre Trapp para tumbarlo, pero el árbitro hondureño Héctor Martínez no marcó nada. Ya dentro del área, Menalo es derribado por el central Walker Zimmerman y los de este de Europa son otorgados un penal.

El capitán Haris Mendunjanin fue el encargado de cobrarlo, sin embargo, le faltó puntería. Su disparo fue a dar a palo derecho de arquero Zack Steffen, quien entró al medio tiempo por Bill Hamid.

Durante el resto del partido, las dos escuadras no bajaron los brazos y lucharon por cada balón; simplemente no estuvieron finos a la hora de definir.


Anuncio