Anuncio

EEUU inicia una nueva era en camino a Rusia 2018; su primera prueba fue Serbia

EEUU inicia una nueva era en camino a Rusia 2018; su primera prueba fue Serbia.

EEUU inicia una nueva era en camino a Rusia 2018; su primera prueba fue Serbia.

(Kent Horner / Getty Images)
San Diego

Tras las dos primeras derrotas en el Hexagonal de Concacaf que clasifica al Mundial de Rusia 2018, la directiva de la selección de Estados Unidos prendió las alarmas y despidió al entrenador alemán, Jurgen Klinsmann el pasado noviembre.

El mal momento de la selección supuso un cambio urgente en el que Bruce Arena, quien era el entrenador del Galaxy de Los Ángeles en la MLS en ese momento, aceptó la responsabilidad de recuperar el camino y regresarle la esperanza a la selección de que iría a Rusia 2018.

Desde que tomó las riendas en noviembre, Arena casi aseguró que el equipo nacional clasificaría al Mundial pero que abría primero que rearmar el equipo y darle una identidad.

Su primera prueba fue Serbia, equipo que enfrentó el domingo en el Qualcomm Stadium de San Diego en el primero de dos juegos antes del reinicio en su participación en las eliminatorias al Mundial.

Aunque el partido terminó sin goles, Estados Unidos mostró una mejor disponibilidad en el ataque y se encontró a un equipo serbio bien parada en la retaguardia. Sin embargo, la defensa dejó mucho que desear.

Arena abrió su segundo término al frente de la selección con una alineación que ofrecía el mensaje de que sería un equipo de ataque pero que al mismo tiempo arriesgarían en cada incursión al terreno contrario con un 4-2-3-1.

El partido ante Serbia le permitió a Arena analizar sus opciones. Sus bandas fueron fuertemente explotadas en la primera parte de ese partido, ya que por la derecha, Alejandro Bedoya y Graham Zusi, no lograban comunicarse o no tenían en claro su labor, una situación similar que vivían en la izquierda con Darlington Nagbe y Michael Bradley.

Sin embargo, el onceno de las Barras y las Estrellas disfrutó del buen momento de Darlington Nagbe, quien acompañó desde el mediocampo al único delantero estadounidense, Jozi Altidore, y además tuvo algunas opciones para abrir el marcador pero sus disparos se fueron desviados.

En la segunda mitad, el argentino-estadounidense, Sebastián Lletget hizo su debut con la selección al reemplazar al también mediocampista Jermaine Jones. Ambos jugadores son parte del Galaxy pues Jones ahora hace parte del equipo angelino.

Lletget mostró que puede ser importante para Arena y que entiende muy bien el concepto del entrenador, para el que jugó por dos años en el Galaxy.

Otro de los que se esperaba que también debutara era Jorge Villafaña, quien fue uno de los últimos convocados a la selección. El jugador del Santos de la Liga MX, entró al terreno a los 69 minutos para ser parte de la zaga defensiva estadounidense.

En las pocas apariciones que tuvo el mexicoamericano, Villafaña respondió bien y tranquilo. ‘Sueño’ se sumó al ataque en algunas ocasiones y dando indicaciones a sus compañeros para ubicarlos de mejor manera en el terreno.

Estados Unidos reanuda su participación en el Hexagonal cuando reciba a Honduras en marzo, no sin antes seguir su preparación en esta nueva era bajo el mando de Arena cuando juegue contra Jamaica el viernes en Chattanooga, Tennessee, en el Finley Stadium (7 p.m., UniMás).

Alineaciones:

Estados Unidos: Rimando (portero), Garza, Bradley (capitán), Marshall, Nagbe, Bedoya, Jones, Birnbaum, Kjestan, Altidore, Zusi

Serbia: Manojlovic (portero), Miletic, Maras, Plasvic, Palocevic, Gobeljic, Cirkovic, Calasan, Panic, Dokic, Jovanovic


Anuncio