Anuncio
Share
Futbol

Columnista: El ‘circo’ del futbol mexicano

veracruzcodesal18ene

La agresión a Edgardo Codesal (d), director del área técnica en la Comisión de Silbantes de la Federación Mexicana de Futbol.

En este ‘circo’ no hay animales, mujeres barbudas, payasos con maquillaje ni trapecistas…

En este ‘circo’ que a veces es el futbol mexicano, un guardaespaldas amenazó a quien grabara con su teléfono celular los gritos, insultos, empujones y amenazas de su patrón, en aparente estado de ebriedad, al representante de los árbitros.

No fue en un partido de barrio o cualquier campo de tierra.

El ‘acto’ se vio en la (a veces agrandada por sus directivos) Liga mexicana, una de las principales de América y número 20 del mundo, en el partido Veracruz vs León, transmitido sin cortes por televisión abierta.

Anuncio

Al dueño del Veracruz, Fidel Kuri Grajales, en el palco directivo, no le pareció la expulsión de un jugador de su equipo, reclamó y como se sintió ignorado en su queja, agredió a Edgardo Codesal, director del área técnica en la Comisión de Silbantes de la Federación Mexicana de Futbol.

Codesal, el juez polémico de la final del Mundial de Italia 90, no respondió a la agresión y se fue entre insultos y empujones.

¿Qué pasará con este caso en el futbol mexicano? … NADA.

La Liga mexicana tiene a su arbitraje domesticado.

Anuncio

Sindicato de futbolistas de adorno (luego de ‘congelar’ el que se formó en la década de los 70).

Multipropiedad exhibida en la cara de la (corrupta) FIFA.

‘Ceguera’ de directivos ante el aumento de futbolistas extranjeros, por la urgencia de buenos resultados y títulos, aunque en perjuicio del desarrollo del talento local.

Y muy tolerantes con la violencia y discriminación que se ha registrado dentro y fuera de sus estadios.

En ese panorama, a los dirigentes mexicanos de piel sensible solo les alcanza para “condenar” a través de comunicados lo que ocurre en su negocio y prometer investigaciones que terminan en multas de risa o “disculpas públicas” (como ya sucedió).

Aunque antes el dueño de los Tiburones, también dirigente estatal del partido político PRI en Veracruz, uno de los estados más afectados por la violencia e inseguridad en México, alardeó que le tenía “sin preocupación la Federación” y lo que decidiera.

No habrá más, pues aunque el dueño de Veracruz se queja del arbitraje, no propone ni hace algo por mejorarlo y no sacará a su equipo de la liga… así fue un acto más del ‘circo’ que llega a ser el futbol azteca.


Anuncio