Deportes Futbol

Así le pegaron los Lobos a las Chivas en su propia casa

Pudieron más los Lobos que un Coyote.

Las Chivas perdieron 1-0 en casa ante los Lobos BUAP de Palencia. Un gol de Michaell Chirinos, la expulsión de Alexis Vega en el primer tiempo y cambios en el once titular marcaron el debut con derrota de Alberto Coyote, que aleja al Guadalajara de la zona de Liguilla.

Las novedades en la alineación marcaron unas Chivas desconocidas y sin conjunción en el campo. Gudiño a la banca por Jiménez; Van Rankin, uno de los jugadores más regulares, también fue relegado y su lateral derecha fue ocupada por Villanueva; Mayorga suplió al lesionado Ponce; Villalpando se quedó en la banca y Basulto tomó la contención; Detrás del centro delantero Vega, reapareció Pulido.

Fortuitas y forzadas fueron las intervenciones de Jiménez en la portería, mientras que el lateral izquierdo Mayorga fue lo mejor que mostró el Rebaño con solidez a la defensiva y proyección a la hora de atacar.

Coyote tuvo un partido cuesta arriba desde la tempranera lesión de Jair Pereira que lo obligó a quemar un cambio apenas al minuto 10. En su lugar entró Hedgardo Marín y cambió de central por derecha a Mier, y Marín tomó el lado izquierdo.

La segunda complicación para el Guadalajara llegó a minutos de terminar la primera parte con una plancha de Alexis Vega sobre Joaquín Esquivel, que fue juzgada con tarjeta roja, tras cambiar el color del cartón el árbitro Óscar Macías con la intervención del VAR.

El ex portero Antonio Rodríguez no tuvo mayores complicaciones en el primer tiempo, pues sus defensas se ocupaban de cortar las escasas llegadas del local.

Tampoco Jiménez fue exigido con demasiado peligro. Leonardo Ramos fue correctamente anulado en su mayoría de participaciones y Lobos no se debocó en apretar por el gol. A base de trazos largos rompía líneas e intentaba cuando el rival se lo permitía.

Con la entrada de Zendejas, los embistes de Mayorga y con Pulido de 9, las Chivas inquietaron a la defensiva visitante, pero todo se quedó en eso.

La desgracia para los locales se consumó al minuto 35 con un gol de cabeza de Michaell Chirinos, ante una titubeante marca de la defensiva local, que le permitió centrar y rematar al borde del área chica.

De momento, son 5 los puntos que separan a los Rojiblancos de la Liguilla, y de ganarle mañana el Pachuca al Santos de visita, la distancia se alargaría a 8, con 12 puntos en juego.

El siguiente sábado visitan al Morelia. Para seguir aspirando matemáticamente a la Liguilla, no solo necesitan ganar, sino que los rivales dejen puntos en el camino. Complicado por donde se vea.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles
67°