Anuncio
Share
Futbol

Columnista: Chivas, nombre en el fango (otra vez)

chivas1feb

Las Chivas en oración, tras ganar la Copa MX hace algunos meses... un título que no maquilla su crisis.

Lo real. Lo actual: las Chivas son (otra vez) el bufón del futbol mexicano y en cada juego se alejan de la etiqueta de ‘campeonísmo’ que ganaron hace medio siglo.

Sus 11 campeonatos son recuerdo en blanco y negro, maquillado apenas con las coronas en las recientes dos décadas, y opacados, en ese renglón, por el América, el más laureado de México con 12 títulos.

Basta acudir a una hemeroteca. En viejos diarios están las huellas de un ‘campeonísimo’, porque las nuevas generaciones solo saben de eso como una linda fábula y en la cancha sólo se ve a rojiblancos que tratan de salvar los muebles de un incendio que ellos crearon…

Al final del torneo Clausura 2016 se define al equipo que pierde la categoría y las Chivas, por segundo año consecutivo, bailan con la posibilidad de descender por primera vez en su historia.

Anuncio

Y hacen muy poco por salvarse con su 1.1124 de porcentaje. (Si logran la permanencia, será porque Dorados de Sinaloa están peor con 0.7143).

Nombres van y vienen, pero el alivio en el Guadalajara no llega, en un reflejo de su virulento mando con secuelas en el campo; tras el más reciente cambio de entrenador el saldo sigue en su contra: UN triunfo en 10 juegos (contando partidos del torneo pasado).

Sólo anotaron 12 goles en 10 juegos y recibieron 18 goles. La euforia del ‘cambio’ con Matías Almeyda al mando se esfumó (bueno, cosa era mejoría después de las penurias con ‘Chepo’ de la Torre).

Lo real. Lo actual sigue siendo ver a los rojiblancos ‘oler’ el descenso con sus 3 puntos de 12 disputados y con Matías Almeyda en duda al frente del club.

Anuncio

Luego, para ponerse serios con su realidad, y con la angustia de almohada, el equipo decidió no ceder a ningún jugador a la selección mexicana, a no ser que se trate de una fecha oficial.

El pretexto: Chivas no está para tomar “riesgos”, porque la “prioridad” es el club, no la selección mexicana, como si el Tri tuviera culpa del mal momento rojiblanco.

Así que eso de apoyar al Tri de parte del dueño del equipo sólo es verso queda-bien, aunque en realidad son muy pocos los jugadores de Chivas con nivel de selección nacional (y luego lloran porque citan a naturalizados).


Anuncio