Deportes Futbol

Aficionados de Rusia agradecen a Cherchesov mientras equipo anfitrión hace historia

Los aficionados rusos, que a mitad de semana pensaban que España “iba a tenerla fácil” con su equipo, salieron del Estadio Luzhniki de Moscú con la sonrisa de oreja a oreja y coreando el nombre de su entrenador Stanislav Cherchesov.

Y no era para menos, el anfitrión mandó a casa a uno de los favoritos de la Copa del Mundo al encerrarse durante casi todo el partido y lograr el empate en el momento necesario, para luego ganar desde los disparos del punto de penalti.

Es la primera vez que Rusia llega a los cuartos de final en su historia gracias a las atajadas heróicas del arquero Igor Akinfeev a los españoles Jorge "Koke" Resurrección y Iago Aspas.

“No sé cómo explicar mis sentimientos, estoy tan feliz. Es el día más feliz de mi vida”, dijo Valeria Kadomskaya, quien agregó que no quiso grabar las instancias de los tiros de penalti debido a que estaba muy nerviosa.

“Tenemos el mejor entrenador”, expresó la jóven, quien llegó con su padre al inmueble que fue testigo de la hazaña gigante de los dirigidos por Cherchesov. Con ellos llevaban una manta con la imagén del exportero de la Unión Soviética y ahora actual entrenador del seleccionado nacional.

“Es fantástico, es único. Es la primera que vez que estamos en las instancias finales. Nadie creía en él (Cherchesov), pero yo creía en él desde la Copa Confederaciones”, señaló el padre de Valeria.

Muchos de los agentes de seguridad, conocidos por su seriedad, sonreían mientras veían a la gente pasar, mientras los niños, en los hombros de sus padres, gritaban el nombre de "Rusia, Rusia".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
65°