Carente de estrellas, Paraguay quiere salir del pesimismo

Associated Press

Paraguay se apresta a competir en la Copa América con un perfil bajo, carente de estrellas y cargando la congoja de los hinchas por no clasificar para los dos últimos mundiales.

Tras quedarse fuera del Mundial de Rusia 2018, la apuesta de los dirigentes del fútbol paraguayo para reflotar la selección con el colombiano Juan Carlos Osorio como entrenador terminó mal. Osorio apenas duró 163 días en el cargo.

Sin embeberse por el apremio de resultados inmediatos, el argentino Eduardo Berizzo llegó en febrero para enderezar el rumbo de un equipo que precisa darle alas a una nueva camada.

"Esta atmósfera de pesimismo que hay quiero dinamitarla porque hay que entender que esta es una nueva historia", dijo Berizzo. "No queremos parecernos a nadie. En el fútbol se corrige y se vuelve a empezar".

EL DECLIVE

Paraguay jugó la final de la Copa América de 2011, cayendo 3-0 contra Uruguay. Cuatro años después, luchó por el tercer puesto, perdiendo 2-0 ante Perú.

Pero tocaron fondo en la Copa Centenario que se jugó en Estados Unidos en 2016, al ser eliminados en primera ronda.

Atrás habían quedado los años dorados de la selección con figuras notorias como el portero José Luis Chilavert, los atacantes Roque Santa Cruz, Miguel Angel Benítez y Nelson Haedo Valdez; o los defensas como Francisco Arce, Celso Ayala y Carlos Gamarra.

Desde entonces, Paraguay no encontró la renovación con jugadores de gran nivel técnico y los entrenadores que contrató tampoco le devolvieron a la senda de los éxitos.

Para las eliminatorias del Mundial de Brasil 2014, entregó el mando al uruguayo Gerardo Pelusso pero ante los malos resultados, fue reemplazado por el local Francisco Arce, quien tampoco alcanzó la meta.

En la competencia hacia Rusia 2018, Paraguay se inclinó por el argentino Ramón Díaz como técnico pero la mala campaña lo alejó del banquillo. Arce fue llamado otra vez, pero sin éxito.

NUEVO PROYECTO, VIEJO ESTILO

Berizzo ha dicho que "con unidad del plantel y entrega total en la cancha" se alcanzarán las metas.

Reemplazó a Osorio, quien condujo al equipo en un sólo amistoso, 1-1 con Sudáfrica. Osorio adujo problemas familiares para marcharse, pero públicamente expresó su ilusión de conducir el seleccionado de su país.

Berizzo, extécnico del Athletic Bilbao y Sevilla en España, gustó a los aficionados porque dijo que no venía a cambiar "el estilo de juego de los paraguayos". Mencionó respetar el recurso del ataque frontal con los centros al corazón del área buscando el cabezazo.

No obstante, en marzo pasado, el equipo perdió dos amistosos en Estados Unidos: cayó 4-2 ante México y 1-0 contra Perú.

"En los amistosos vi que todavía nos faltan dominar la pelota y dar pases generosos hacia el compañero mejor ubicado para definir", explicó Berizzo. "Es un tema que lo vamos a cuidar para el futuro. En defensa, debemos corregir la cobertura para que no nos hagan goles con pelota detenida".

LA RENOVACIÓN

En el plantel se encuentra un veterano: el delantero Oscar "Tacuara" Cardozo. A sus 36 años, el ex Benfica de Portugal, aún tiene entusiasmo y gran movilidad en el área rival con sus 1,93 metros de estatura.

"Paraguay llega a la Copa América con un plantel joven", dijo Cardozo. "Cada partido será una historia diferente. La meta es consolidar un gran equipo".

Cardozo fue uno de los protagonistas de Paraguay en el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando llegó a sus inéditos cuartos de final y en la Copa América 2011 en Argentina con el subcampeonato.

Berizzo quiso convocar a Roque Santa Cruz, otro histórico. Pero el goleador de Olimpia, de 37 años, recordó a la Asociación Paraguaya de Fútbol que en 2016 se había retirado de la selección siendo objeto, incluso, de un homenaje.

Entre las figuras nuevas destacan el volante Miguel Almirón, quien fichó con el Newcastle inglés en enero, y el lateral derecho Juan Escobar de Cerro Porteño pero recién transferido al Cruz Azul mexicano.

Los defensores Fabián Balbuena (West Ham de Inglaterra) y Bruno Valdez (América de México) aparecen como piezas clave en la alineación titular.

En las demás líneas, Berizzo buscará incluir "a los que en su momento estén en mejores condiciones".

Paraguay, que ganó la Copa América en las ediciones de 1953 y 1979, debutará en el torneo de Brasil midiéndose contra la invitada Qatar el 16 de junio en Río de Janeiro. También enfrentará a Argentina el 19 en Belo Horizonte y cerrará la fase de grupos ante Colombia el 23 en Salvador.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°