Anuncio
Share

Barcelona se mete a la final de la Copa del Rey por cuarta vez consecutiva

Barcelona se mete a la final de la Copa del Rey por cuarta vez consecutiva.

Barcelona se mete a la final de la Copa del Rey por cuarta vez consecutiva.

(Manu Fernandez / AP)

Lionel Messi y Luis Suárez volvieron a ser determinantes para que el Barcelona diese cuenta del Atlético de Madrid al saldar el martes un empate 1-1 que instaló a los azulgranas en la final de la Copa del Rey por cuarto año seguido.

El resultado en el Camp Nou estableció un 3-2 a favor del Barcelona en el marcador global.

Demasiado precavido, el Barcelona le cedió la iniciativa a un Atlético que no supo aprovechar las numerosas ocasiones que dispuso para voltear el 2-1 en contra del duelo de ida en el Vicente Calderón, que se labró con goles de Messi y Suárez.

La dupla sudamericana se encargó de abrir la cuenta a los 43 minutos, cuando el uruguayo Suárez solo tuvo que empujar el rechace tras un remate de Messi. Fue la culminación de una jugada en la que el astro argentino desairó a la defensa del Atlético, obligando el rechace del arquero Miguel Moyá

La mala noticia para el Barsa es que Suárez se perderá la final tras haber sido expulsado en los minutos de alargue al recibir su segunda tarjeta amarilla por pegarle con el codo al volante rojiblanco Jorge Resurrección ‘Koke’.

“Hicimos muchos méritos para llegar a la final... estos partidos contra el Atlético son sufridores”, declaró Suárez, quien se expresó contrariado por la decisión del árbitro Jesús Gil Manzano de expulsarle.

“Me río de la expulsión porque parece que era lo que quería el árbitro”, señaló el atacante uruguayo. “No me doy cuenta. A ver si es justo que puedan apelar porque no es ni falta. Veremos a ver qué es lo que puede pasar pero acá ya se sabe cómo va.

En un ríspido partido, Barcelona acabó con nueve hombres, ya que el lateral Sergi Roberto también fue expulsado por doble amonestación con más de media de hora por jugar. Poco después, el Atlético también quedó con diez debido a la expulsión del volante Yannick Carrasco por acumulación de tarjetas.

Messi se perdió el segundo gol a los 77 con un tiro libre que remeció el travesaño.

El tramo final fue de infarto. Instantes después que Kevin Gameiro desperdició un penal al rematar por encima del travesaño, el atacante francés logró igualar a los 83 tras ser habilitado por su compatriota Antoine Griezmann.

Los dirigidos por el técnico argentino Diego Simeone encerraron al Barsa dentro de su área, pero no pudieron conseguir el gol que hubiera nivelado el global.

“En el fútbol cuentan los números y en eso el Barsa fue superior”, comentó Simeone. “Cuando uno cae derrotado así queda algo bueno dentro del equipo... Me hubiera gustado estar en la final y haber jugado mal. Pero me voy con lo que tengo”.

El Barcelona irá por un tercer título en el torneo de copa, en el que es el más laureado con 28 consagraciones.

Los vigentes campeones se medirán en la final contra el Celta de Vigo o Alavés. El conjunto gallego visita al Alavés en la otra semifinal el miércoles tras igualar 0-0 en la ida.

“Nos hemos equivocado en que nos han metido detrás y no hemos sabido seguir”, reconoció el técnico azulgrana Luis Enrique. “No hemos tenido calidad con el balón. Hay que analizar el partido y mejorar. Sólo nos queda mejorar”.


Anuncio