Anuncio
Share

Va el Atlas de mal en peor

(Agencia Reforma)

El Atlas cayó 3-1 contra el Toluca en lo que fue la presentación de Gerardo Espinoza, quien hasta ahora es el técnico interino. El fierro caliente que agarró el sinaloense pudo más que su ambición por ser timonel de Primera.

Los Zorros, una vez más, regalaron el primer tiempo y con eso fue suficiente para que los Diablos le propinaran la tercera derrota en lo que va de la campaña. En 4 minutos el partido tomó un rumbo y ya no hubo redirección.

Espinoza se la jugó con un juvenil de la cantera: José Andrés Monroy y lo pagó muy caro. El debutante se mostró nervioso, y abrió la puerta para la derrota. El cesado José Guadalupe Cruz había advertido que no estaba para la máxima categoría.

El escenario que se encontró Espinoza no es nada sencillo. La inercia del plantel es crítica y ya registraron el peor arranque desde que Grupo Salinas compró al equipo, en noviembre del 2013.

Primero, Pedro Canelo anotó al minuto 22 y Luis Quiñones hizo lo propio al 26. En el primero, la defensa hizo agua, cortesía Monroy y en el segundo, Cristopher Toselli se confió de más.

Llegó el medio tiempo y los ajustes. Se vio un Atlas diferente, con más propuesta, pero les quemó el empate.

Ravel Morrison anotó el descuento al 46. Parecía que los Zorros iban a conseguir la igualada, pero ni Ángelo Henríquez ni Milton Caraglio pudieron anotar.

El chileno Henríquez ya demostró por cuarto partido que no trae nivel. Tuvo una opción solo, abajo del marco, y voló se remate con la cabeza.

El Atlas es último de la clasificación, tiene 0 puntos de 9 posibles, un cese de timón y un escenario incierto en el banquillo.

El complemento fue rojinegro, pero es evidente que falta mucho trabajo en el circuito ofensivo. Rafael Márquez lució desesperado porque no encontraba respuestas por más que las buscaba, pues tuvieron 20 minutos jugando contra 10 por la expulsión de Luis Quiñones.

Rubens Sambueza selló la victoria mexiquense al 89'. Le llovieron botes de cerveza en la lateral, pero igual festejó, hizo señas y la banca del Toluca se lo agradeció.

El compromiso finalizó con un cántico de fondo: “jugadores, jugadores a ver si ponen hue..., ya estamos cansados de malos resultados”, cantó la Barra 51 en medio del entorno incierto que aqueja la causa atlista.


Anuncio