Anuncio
Share
Futbol

Deja Atlas en suspenso su boleto a la Liguilla

Pachuca le ayudó a Cruz Azul para meterse a la Liguilla.

Un gol de Robert Herrera al minuto 90 dejó al Atlas en el limbo rumbo a la Fase Final y de paso dio un empujón a La Máquina, que hoy sellaría su pase en caso de derrotar a Veracruz.

Atlas entregó el partido en el último minuto luego de maniatar a su rival prácticamente todo el encuentro. Los rojinegros mandaron en casa, controlaron a Pachuca, pero una desatención en los últimos instantes le costaron los tres puntos y pusieron en suspenso su pase a la siguiente fase del torneo.

La mala nota del partido ocurrió al minuto 16 cuando Érick Gutiérrez, mediocampista del conjunto hidalguense, dejó el partido por una lesión en la rodilla luego de una fuerte barrida por atrás, del uruguayo Christian Tabó, quien fue perdonado por el árbitro Fernando Hernández.

Esa baja partió el medio campo de los Tuzos y permitió a Rafael Márquez distribuir la pelota a placer. Justo una pincelada del capitán del Atlas abrió la puerta para su equipo, al colar un balón en el centro del área chica para que Antonio Madueña hiciera el 1-0 con un cabezazo, al 44'.

Para el complemento, los tapatíos empezaron a bajarle el ritmo al partido, mientras que los hidalguenses quedaron aturdidos luego de la salida de uno de sus referentes en el terreno de juego.

Diego Alonso, quien apenas movía sus piezas, se enfrascó en una noche llena de reclamos hacía el árbitro central, a quien le recriminó constantemente por no juzgar con tarjeta roja la entrada de Tabó a Gutiérrez.

La pasividad de los de Hidalgo contagió también al Atlas, que tras dominar en buena parte del segundo tiempo cedió terreno y dejó crecer al rival en los instantes de mayor drama en el partido.

Al 90', cuando los rojinegros ya se saboreaban el pase a la Liguilla, un centro de Érick Sánchez y un cabezazo de Omar González dentro del área abrieron la puerta para que Robert Herrera apareciera solo y empatara el partido.

Con esta igualada, Cruz Azul vuelve a la misma fórmula para meterse a la Liguilla sin contratiempos: ganar.


Anuncio