Anuncio
Share

Bruce Arena: Penedo quería salir

(JEWEL SAMAD / AFP/Getty Images)

En un movimiento que sacudió el seno del Galaxy, el conjunto galáctico dio de baja al panameño Jaime Penedo el miércoles en la tarde y contrató este jueves a Donovan Ricketts, del Orlando City.

Penedo no estaba contento porque el club no le daba otro contrato, el cual fue ajustado en febrero pasado. Luego pidió ser dado de baja y el club le cumplió el deseo.

“Quería salir”, dijo Bruce Arena, entrenador y gerente general. “Hasta cierto punto los jugadores necesitan vivir con los contratos que tienen”.

Penedo iba a ganar $178,125 esta temporada, un aumento de $40,000 del año pasado, de acuerdo al sindicato de jugadores. Su agente, Eddie Rock, no quiso comentar.

“Es una buena persona. Le deseamos lo mejor. Creo que es seguro decir que Jaime piensa que este es un buen movimiento para su familia”, dijo Arena, agregando que no sabía dónde iba su exjugador.

Penedo deja el Galaxy después de dos años, en donde jugó 54 partidos como titular y ganó un campeonato. Jugó el 27 de junio por última vez antes de jugar con el equipo nacional de Panamá en la Copa Oro.

El panameño publicó en su cuenta de Instagram que el contrato que tenía “no garantiza y no reúne las condiciones para poder optar por una estabilidad tanto futbolística como familiar”.

Ricketts se une al Galaxy sumando 177 partido de temporada regular en la MLS, con 74 victorias como titular en todos los tiempos en su carrera de siete años en la liga. Además registra una marca de 6-3-1 en partidos de los Playoffs de la Copa MLS, incluyendo su título con Galaxy en 2011. El portero jamaiquino disputó 70 partidos con Galaxy, la segunda mayor suma para cualquier portero en la historia del club, detrás de Kevin Hartman.

Después de jugar para Galaxy de 2009-2011, Ricketts jugó con varios equipos de la MLS incluyendo a Montreal Impact (2012), Portland Timbers FC (2012-2014) y más recientemente, Orlando City SC. Fue nombrado Portero del Año de la MLS en el 2010 y 2013.

Con información de Kevin Baxter/Los Angeles Times


Anuncio