Anuncio
Share

Árbitro acostumbra arrepentirse al cobrar penales

El árbitro en el encuentro entre Atlas y Toluca se llevó la atención de la gente.
El árbitro en el encuentro entre Atlas y Toluca se llevó la atención de la gente.

Lo visto en el partido entre Toluca y Atlas fue algo insólito, vergonzoso y que pocas veces se volverá a ver… esperemos.

El protagonista de este hecho ridículo e inolvidable fue el árbitro mexicano Jorge Antonio Pérez Durán, quien marcó un penalti a los 75 minutos a favor del Atlas. Cuando ya los jugadores del Toluca estaban resignados, el referí cambió de parecer al entablar comunicación por varios minutos con el cuarto árbitro y ante la protesta de los jugadores atlistas, reanudó el accionar con un bote a tierra dentro del área.

Fue algo insólito, pues se tardó cerca de cuatro minutos para cambiar la decisión y dijo con señas que “él era responsable”. Y ojalá que sí sea responsable de esta horrible decisión, así como la misma Comisión de Arbitraje liderada por Edgardo Codesal, que tendrá que responder a no solamente esa jugada, sino a la razón por la cual Pérez Durán sigue dirigiendo un partido de futbol.

Lo más alarmante es que este réferi no es la primera vez que cambia de decisión en pleno encuentro. En un partido amistoso entre Boca Juniors y River Plate en el Estadio Azteca el año pasado, un jugador de River se echó un clavado dentro del área y el central señaló el penalti. Ante el enojo de los jugadores de Boca sobre el delantero de River, el réferi se arrepintió nuevamente y después de varios minutos, decidió que no era penal.

Pérez Durán ya ha sido castigado en el pasado por sus decisiones arbitrales como en el América-Atlante en el Clausura 2014 cuando expulsó a Rubens Sambueza y también ya le ha anulado un penal al Toluca, que curiosamente se ha dicho víctima del arbitraje.

“Le pongo un reto a Codesal, o al que me digan, y que me pasen un video donde realmente se han equivocado a favor de Toluca”, había dicho José Saturnino Cardozo, el entrenador de los Diablos Rojos hace un par de semanas.

Solamente tomó dos semanas para encontrar ese video.

Este mismo árbitro pitó el partido de ida en la final del Clausura 2013 entre Cruz Azul y América con una regular actuación, cuando todavía no tenía una gafete de la FIFA.

En lo que se refiere al arbitraje, usualmente defiendo a los referís porque creo que están en una gran desventaja ante los analistas y árbitros retirados que comentan con una lupa todas las decisiones arbitrales dentro de la cancha.

Los jueces centrales tienen fracciones de segundo para decidir una jugada, pero si hay algo peor que un árbitro malo, es un árbitro indeciso y para alguien que debe de imponer la ley dentro de la cancha, la indecisión de ayer es imperdonable.


Anuncio