Anuncio
Share

Ambriz: Me veo en el centenario del América

Ignacio Ambriz, entrenador del América.

Ignacio Ambriz, entrenador del América.

Ignacio Ambriz no se intimida ante los rumores que lo ponen con un pie fuera el América. Tiene plena confianza en los hombres que dirige y aseguró que se ve al frente del timón de las Águilas el 12 de octubre, celebrando el centenario con el equipo.

“Sí (me veo en el centenario), soy un privilegiado por estar aquí, es una ilusión que tengo y espero primeramente Dios poderla cumplir”, dijo Ambriz.

Al estratega ya no le hace mella que cada semana surjan nombres para relevarlo del banquillo, porque afirmó que eso viene sucediendo desde el día que lo presentaron en el Nido de Coapa debido a que no es un hombre mediático o que goce de gran popularidad.

Lo que sí tiene claro es dónde está parado y todo lo que acarrea un tropiezo al frente de este equipo.

“Entiendo que estoy en el América, en ese aspecto estoy muy tranquilo, sé del compromiso y la responsabilidad que tengo porque este equipo siempre quiere títulos. Entiendo porque en el América no hay términos medios, o eres bueno o muy malo”, explicó Ambriz.

Los resultados mandan...

Reconoció que su colega, Ricardo “Tuca” Ferretti tiene razón al decir que los técnicos siempre deben tener lista la maleta porque los resultados mandan y recordó que hace años, cuando era auxiliar de Javier Aguirre y luchaban por sacar de la zona de descenso al Osasuna, le tocó ver cómo despedían a Fabio Capello del Real Madrid, a pesar de haber salido campeón con la escuadra merengue.

“Si eso le pasó a Capello, yo en ese momento llegué a pensar, qué nos puede pasar a los demás, esa vivencia me dejó mucha enseñanza. En el América, la única palomita que te ponen es cuando logras un campeonato, si no entregas resultados no sigues, así de simple”, sentenció.

El fracaso en Japón...

“Nacho” sabe de dónde viene el descontento de las últimas semanas, ya que desde la caída en el Mundial de Clubes su trabajo ha sido cuestionado y la vida le cambió por un partido donde, admite, cometió errores, como haber sacado a Darío Benedetto en los últimos minutos del cotejo contra el Guangzhou Evergrande.

“Un solo partido le dio al traste al trabajo y para muchos fue un desastre. Era una gran ilusión que teníamos de trascender, fue un palo muy fuerte y lo entiendo, pero creo que no he hecho tan mal trabajo en estos meses, no se puede borrar lo que se hizo, llegamos a Semifinales y en el primer torneo con el equipo, sólo lo habíamos logrado Miguel Herrera y yo”, consideró Ambriz.


Anuncio