Anuncio
Share

Camino libre para la Albiceleste hacia el título en Copa América Centenario

(Ted S. Warren / AP)

Desde que se dio el sorteo de la Copa América Centenario en el que Argentina fue colocada en el grupo de Panamá, Bolivia y Chile, se sabía que el examen verdadero de la Albiceleste sería el primer duelo ante La Roja. Pero los dirigidos por Gerardo ‘Tata’ Martino resolvieron con clase ese juego de revancha de la final de la Copa América 2015 con un categórico 2-0.

Para el segundo juego de Argentina ante Panamá en Chicago, una Albiceleste funcionando a medio gas goleó a una voluntariosa Panamá, cuyas esperanzas se vieron cortadas con la expulsión de un hombre en la primera hora del partido. El duelo enfrentaba a un seleccionado argentino valorado en 528 millones de dólares ante uno que estaba valorado en ocho.

Luego llegó una muestra de lo que Lionel Messi significa para Argentina. El jugador del Barcelona, quien había sufrido una lesión de espalda ante Honduras en un partido amistoso y que había hecho un vuelo hasta España para arreglar problemas de impuestos, entró a la cancha y cambió el partido de un cotejo resuelto a una masacre.

Jugando a medio gas, Messi recibió un rebote en el área y definió. Luego dio una muestra de su majestuosa zurda para anotar un golazo de tiro libre a Jaime Penedo. Para terminar la faena, dio muestra de su fortaleza física al ganar un balón en el área y batir otra vez a Penedo.

Fue así como con un partido que ganó con categoría y otro sin emplearse a fondo, Argentina ha clasificado y ahora tendrá un tercer encuentro ante una Bolivia eliminada. Argentina solamente necesitará de un empate para asegurar el primer puesto del Grupo D.

En el otro encuentro del Grupo D, Panamá y Chile se miden por el segundo puesto del sector. Tras ser goleado, Panamá necesita vencer a Chile, mientras que el actual campeón de América solamente le basta un empate.

El primer puesto del Grupo D premiaría a Argentina con un duelo ante el segundo del Grupo B, Venezuela. La suerte inclusive ha sonreído a Argentina, quien evitaría enfrentar a clásico rival Uruguay, la decepción del torneo.

La Albiceleste se encontraría en las semifinales con Estados Unidos, Perú, Ecuador en Chicago, lo que sería el examen más fuerte en lo que va del torneo.

Será clave la recuperación de posiblemente el segundo jugador más importante de Argentina, Angel Di María, quien sufrió un edema en la pierna derecha y que seguramente no jugará ante Bolivia.

El único viento de turbulencia en Argentina esta semana fueron las declaraciones de Diego Maradona, a quien calificó a Messi como un “buen chico” pero que no tenía la personalidad para ser un líder.

El mismo Martino habló del liderazgo de Messi antes de la Copa.

“En capacidad de liderazgo quizás Diego sí tuvo más ese rol dentro del vestuario. Y no es que Leo no es tan bueno. No es que no tenga esa habilidad sino que no le interesa. Él quiere jugar a fútbol. En su día me impresionó la capacidad de liderazgo de Pasarella, por ejemplo. Lo que inspiraba dentro de la cancha y a sus compañeros”.


Anuncio