Anuncio
Share
Futbol

Conexión mexicana con Esperánce de Tunis; los ultras tunecinos son admiradores de Zapata

hoyla-conexion-mexicana-con-esperance-de-tunis-001
Dubai, Emiratos Árabes Unidos

El club Esperánce Sportive de Tunis enfrentará a Chivas del Guadalajara el martes en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2018 en los Emiratos Árabes Unidos.

Y mientras por parte de los mexicanos apenas arribaron al país alrededor de 2 mil aficionados, la cercanía de África con el Medio Oriente permite que los tunecinos lleguen a esta nación en grandes números.

Así poco más de 6 mil aficionados de Túnez se dieron cita en la ciudad de Al Ain para apoyar a su equipo. Y estos fanáticos están extasiados de poder medirse ante un equipo mexicano, ya que aman una parte de nuestra cultura: La Revolución Mexicana.

La porra “Curva Sud Tunisi” tiene una conexión con México muy particular, ya que su insignia más llamativa es la imagen de Emiliano Zapata, el Subcomandante Marcos y todo lo relacionado con La Revolución.

Anuncio

Auto-denominados “Zapatistas”, estos fanáticos apoyan con cánticos, bengalas, banderas y mantas al club Espérance de Tunis sin sentarse ni un solo segundo a tomar aire.

Y la imagen valiente y dominante de Zapata les ayuda a sentirse cobijados por un movimiento que cambió el futuro de México.

De acuerdo a uno de los integrantes de este movimiento, Ahmar Farhati, todo comenzó en 2010 cuando durante tres semanas y seis días se realizaron varias protestas en Túnez que terminaron con 23 años de poder del presidente Zine El Abidine Ben.

La búsqueda de íconos para que representaran la Revolución Tunecina comenzó con Mohamed Bouazizi, quien murió tras autoinmolarse en el evento que inició una serie de cambios en el mundo árabe, en especial en este país.

Anuncio

Así Zapata y el Subcomandante Marcos se convirtieron en símbolos de resistencia que portan con orgllo los miembros de la Curva Sud Tunisi.

Esperánce Sportive de Tunis y Chivas del Guadalajara se medirán ante martes en el estadio Hazza Bin Zayed de Al Ain, en lo que seguramente será una fiesta en las gradas ya que ambas aficiones han encontrado algo común en qué apoyarse: están en contra de las injusticias y demuestran su identidad apoyando a su equipo favorito sin parar.


Anuncio