Anuncio
Share
Futbol

Amado Guevara rememora su corto y turbulento paso por las Chivas USA de Preki

hoyla-amado-guevara-rememora-su-corto-y-turbul-003
(Eduard Cauich)

Además recordó cuando Bob Bradley lo llamó de Nueva York para venir a Los Ángeles pero lo dejó en el...

El 11 de abril de 2003, el onceno de Metro Stars de Nueva York marcaba una fecha importante para el continuo desarrollo de la MLS con la contratación de una de las figuras del momento, Amado Guevara.

El exdelantero hondureño es aún conmemorado por la afición neoyorquina, especialmente por el impacto que tuvo en sus cuatro años con el equipo. El 2004, fue su mejor año ya que ganó varias distinciones como ser elegido el Jugador Más Valioso de la temporada y del Juego de las Estrellas, además de ser parte de los Mejores XI y llevarse el Botín de Oro.

Tras esos años en la costa Este, Guevara viajó a Los Ángeles.

Su amigo, el entrenador Bob Bradley dejó el cargo de Red Bulls - que en 2006 dejó de ser Metro Stars - para dirigir a las Chivas USA en Los Ángeles e invitó a Guevara para acompañarlo en su nuevo equipo.

Guevara, quien visitó las instalaciones de HOY Deportes con la Copa Oro y como embajador de la Concacaf para el torneo, recordó ese corto pero turbulento paso por el Rebaño estadounidense en 2007.

“Cuando él empieza con Chivas USA, lo llaman a la selección de Estados Unidos”, recordó el ‘Lobo’. “Bob sale y se queda Preki y pues él tenía nuevas ideas, nuevos planes que a mí en lo personal no me parecían. En un clásico contra el Galaxy quería que jugara defensa central, lo cual a mí me extrañó y le dije que no iba a ser irresponsable para decir que iba a jugar una posición que no juego solo por jugar”.

La relación con Preki fue empeorando y Guevara no jugaría más de cuatro juegos en sus seis meses de estadía con el equipo. El catracho decidió regresar a su país para jugar a préstamo con el Club Deportivo Motagua. Su regreso a la MLS se daría después con el Toronto FC donde también tuvo éxito.

Guevara elogió el camino de crecimiento de la MLS, en especial por lo logrado hasta ahora con los equipos de expansión como el LAFC, que tomó el lugar de las Chivas USA.

“Me gusta la idea de juego, el trato que le dan al balón, las variantes ofensivas que tienen”, señaló. “Es un equipo muy ordenado y no es porque Bob sea mi amigo, pero se nota la mano de él. La verdad estoy muy orgulloso de lo que está haciendo y felicitarlo por Los Ángeles, por el LAFC y que la ciudad en sí pueda conseguir un título con ellos”.

Etapa de entrenador

En un juego de eliminatoria para el Mundial de Rusia 2018, Guevara se probó como técnico de manera accidental, luego de que el entrenador de Honduras, Jorge Luis Pinto, fuera expulsado contra El Salvador en el estadio Olímpico. El colombiano fue castigado con cuatro partidos.

Bajo la dirección temporal del ‘Lobo’, Honduras logró un triunfo ante Canadá, un empate en el estadio Azteca contra México, cuyo resultado permitió la clasificación al Hexagonal, en donde abrió con una derrota contra Panamá, seguido de un triunfo contra Jamaica.

“Fue una experiencia que no me lo esperaba, yo quería seguir creciendo ahí con el profe Pinto, dirigiendo detrás de él, pero por cuestiones del futbol se dio eso”, recordó.

Tras la eliminación de la ‘H’ para el Mundial, Guevara recibió una oportunidad para dirigir a la selección de Puerto Rico, aunque solo estuvo por cuatro partidos con un saldo negativo de cuatro derrotas.

“Sí, lastimosamente el tiempo fue muy corto”, lamentó Guevara.

En 2017, Puerto Rico fue devastado por el paso de dos huracanes consecutivamente, Irma y María, que afectó en todos los niveles sociales de la isla y por consecuencia a la selección puertorriqueña.

“Le dije a los federativos que ‘no ando con varita mágica para transformar el futbol. Vengo a trabajar’. Se adquirió el reto aún sabiendo las limitantes que en Puerto Rico sino de logística por lo del huracán que la isla no se ha recuperado totalmente”.

Guevara enfrentó muchos retos con ‘El Huracán Azul’, como el de no contar con las instalaciones adecuadas para entrenar.

“De las canchas, teníamos una para entrenar y era de una academia”, explicó. “Como anécdota me queda que cuando la academia llegaba, nosotros teníamos que irnos. Fue una experiencia buena… sí es cierto que los resultados tampoco nos acompañaron pero las presentaciones de alguna u otra manera fueron buenas”.

Entre sus retos futuros como entrenador está el de representar a su país desde el banquillo.

“Si claro, es una bendición, tuve por muchos años defendiendo la camiseta de la selección y dirigirla sería un sueño”, confesó.

Sigue a Jad en TwitterInstagram y Facebook

 


Anuncio