Rubén Romano cree que el duelo América-Cruz Azul no es una revancha

EFE

El argentino Rubén Omar Romano, que dirigió a Cruz Azul y a América, aseguró este sábado que el duelo de este domingo entre esos dos equipos no puede verse como una revancha de la final del pasado Apertura y que los jugadores pensarán en otras cosas.

"Cruz Azul ha vuelto a demostrar su nivel y América viene de ser campeón de Copa. Llegan aparejados, uno en el cuarto lugar y otro en el quinto, pero por la cabeza de los jugadores deben pasar otras cosas. No una revancha, aunque el sentimiento de ganar el clásico puede propulsar a cualquiera al título", dijo a Efe.

América recibirá este domingo a Cruz Azul en el partido principal de la decimocuarta jornada del Clausura del fútbol mexicano que pondrá frente a frente a los finalistas del pasado torneo de liga ganado por América.

Romano, que dirigió a Cruz Azul en el 2005, siente que el equipo llega al clásico con la confianza de no haber perdido en sus últimos seis partidos.

"Lo plausible en Cruz Azul es que sigue trabajando; se cae y levanta y eso es encomiable. Sigue pensando en el objetivo del título al salir de la mala racha por la que atravesó en algunos partidos de este torneo", señaló.

El problema para Rubén Omar Romano pasa cuando las fibras por el América también le tiran por dentro. Las Águilas fueron el equipo que lo trajo a México en 1980 cuando era un centrocampista ofensivo y había debutado dos años atrás en Huracán.

Luego, dirigió a las Águilas en el 2008 con pobres resultados. Sabedor de lo que pasa en el banquillo americanista, elogió al Miguel Herrera quien acaba de darle otro título a la institución, esta vez de Copa.

"América está bien dirigido por Herrera, un hombre que ha triunfado por su trabajo y profesionalismo, pero por encima de todo y por su fútbol sencillo. Es un estudioso y ha sabido controlar la presión de ganar en el América, algo que no es fácil para los entrenadores", afirmó.

Aunque Cruz Azul ha perdido de formas inverosímiles finales ante el América, Romano lo sigue poniendo como un fuerte candidato al título del Clausura.

No olvida la del 2013 cuando un gol de último minuto del portero americanista Moisés Muñoz provocó los penaltis en la final en la que Amperica venció a Cruz Azul, con "un cúmulo de mala suerte, de decisiones erróneas y combinaciones increíbles, una manera irracional de perder un campeonato", según Romano.

Y la segunda, la de diciembre pasado que le dio al América el título del Apertura 2018 y de paso, del más ganador del fútbol mexicano con 13 trofeos de liga, "fue culpa de Cruz Azul que no mostró lo que debía porque desde la liguilla se había venido abajo y el epílogo fue triste".

De esa final que presenció en el estadio como espectador, Rubén Omar Romano sacó varias conclusiones, "como la de que América fue un digno campeón porque tuvo mayor control de la ansiedad, pero también más instinto para ir por el triunfo".

Romano, no dirige desde marzo de 2018 cuando fue destituido del Atlas, sigue pensando que América y Cruz Azul son equipos grandes del fútbol mexicano y comparten ese crédito con Pumas y Chivas.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
60°