Anuncio
Share
Futbol

El argentino Gustavo Bou dice sentirse en casa en su regreso al Tijuana

El argentino Gustavo Bou dice sentirse en casa en su regreso al Tijuana

El jugador de Xolos Gustavo Bou festeja una anotación ante Toluca. EFE/Archivo

EFE

El delantero argentino Gustavo Bou, refuerzo de los Xolos de Tijuana para el torneo Clausura del fútbol mexicano, dijo sentir felicidad por regresar a la institución del norte de México porque ahí lo hacen sentir como en casa.

“Conozco a jugadores y gente del club, son buenas personas, me brindan todo y eso me hace estar bien en México, sentirme como en casa. Más allá de estar lejos de la familia, estar en un club que se basa en la unión y el apoyo mutuo, hace que se fortalezcan los lazos y no haya nostalgia”.

Nacido en Entre Ríos, Argentina, Bou jugó con Xolos de Tijuana un año a partir de julio de 2017; hizo 10 goles en 36 partidos, pero regresó a la Liga de Argentina para enrolarse con Racing Club de Avellaneda el último semestre en el que hizo sólo un gol.

“Estoy feliz de volver al club que me abrió las puertas en el fútbol mexicano, me he sentido cómodo en Tijuana y me siento contento de volver y poder hacer lo mejor dentro de la cancha para ayudar a esta institución y a la gente.

Anuncio

De su paso por Racing, Gustavo Bou reconoció que no tuvo la mejor de la suerte en su estancia porque influyó el aspecto mental, ya que, al no tener minutos de juego, se deprimió.

“Racing es un club que aprecio, pero no se dieron las cosas como todos esperábamos. Había arrancado jugando, después no tuve continuidad, eso me tenía bajo de ánimo, pero soy un chico que le gusta disfrutar dentro de la cancha. Sé que Racing hizo un esfuerzo por contratarme, aunque lo hemos tomado como una circunstancia del fútbol, cosas que pasan”, apuntó.

Bou marcó en su regreso a México cuando en la fecha 3 dio la victoria a su equipo con un gol en la cancha del León, así que el argentino espera que con más tiempo de trabajo pueda aportar anotaciones junto a los otros delanteros del club.

“El técnico me vio entrenando 4 días desde que llegué y me dio la confianza de entrar en el primer equipo. Mi gol fue en un juego como visitante y fue importante para mi, me saqué una espina, me desahogué porque no lo venía pasando bien luego de la experiencia en Racing. Siempre trato de mirar hacia adelante puesto que pienso que el fútbol da revanchas”, concluyó.

Anuncio


Anuncio