Deportes Boxeo

Priscilla Medina fue víctima de bullying y eso no la detuvo para ser parte del equipo de boxeo de EE.UU.

Con su esbelta y diminuta figura, Priscilla Medina lanza golpes a las manoplas de su entrenador, quien hace lo posible para mantener el ritmo de su joven prospecto en un gimnasio sobre la calle Broadway en el corazón del Sur Centro de Los Ángeles.

Como ella, cientos de jóvenes se reúnen a diario en el TG Boxing Gym para mantenerse alejados de la violencia a la que diariamente están expuestos en esa zona de la ciudad angelina.

Para Medina, el boxeo ha sido el camino que le ha ayudado a sobrepasar momentos duros como cuando fue víctima de bullying hace unos años.

Empezó a boxear a los 13 años, lo que la hizo tomar el deporte más en serio después de una situación que le ocurrió en el octavo grado en la escuela primaria Charles Drew Middle School, mientras disfrutaba del receso con sus compañeros en la escuela.

“Estas personas, que ni siquiera conocía, solo se me acercaron y me decían que yo estaba hablando pestes de ellos”, recontó Medina. “La chica me atacó, me jaló el cabello mientras que me lanzaban cartones de leche, comida y no había nadie supervisando. Si no fuera por otro estudiante que estaba ahí, que practicaba boxeo también, no sé dónde estaría ahora mismo”.

La joven de 16 años sufrió una contusión cerebral que le afectó por varios meses y asegura que aún no tiene en claro qué pudo haber provocado la reacción de esos estudiantes para atacarla de esa forma.

La hija de zacatecanos es parte del equipo de boxeo de Estados Unidos tras haber ganado el torneo nacional de boxeo en 2018 en su categoría en Salt Lake, Utah. Este sábado participará en un torneo nacional que termina el 30 de marzo en Reno, Nevada, para después competir en Colorado en mayo, además de los Junior Olympics en junio y finalmente viajará a Bulgaria en septiembre.

Aunque lo que vive Medina en la actualidad es como un sueño hecho realidad, fue ese incidente negativo en su escuela lo que le abrió el paso a tomar decisiones que le valieron alcanzar todo este éxito.

“Me impactó tanto que quise ser algo positivo y no tomar la decisión incorrecta, negativa”, aseguró.

Se aisló por un tiempo de sus amistades porque no estaba segura en quién confiar y le costó incluso trabajo en hacer nuevos amigos.

Después de su recuperación, participó en un torneo de boxeo en Kansas, en donde tuvo la oportunidad de conocer a unos oficiales de la policía de Watts, de la “South East Division” quienes la ayudaron hacer el cambio que necesitaba. Sus padres decidieron moverla de escuela.

“Hice lo que restaba de mi primaria en una escuela chárter de Huntington Park”, contó Medina. “Me daban tutorías y consejos. También entrené con ellos para ser parte de carreras de 10 kilómetros”.

Otros de los cambios que optó Medina por hacer fue el del gimnasio en el que entrenaba, gracias a que conoció al joven boxeador Diego Pacheco en un torneo, un prospecto manejado por Tim VanHousen y David McWater.

“Es como mi hermano mayor”, dijo la angelina. “Él siempre me decía que yo era como su hermanita y que quería verme entrenar con ellos. Me dijo que me apoyarían y así lo han hecho y he visto cómo le ha ido a él también”.

Es la número uno

En muy poco tiempo, Medina reconoció que el ser parte del equipo de entrenadores de Rudy García, quien es el dueño del gimnasio en el que entrena, ha mejorado y visto los resultados.

“Llevamos solo seis meses trabajando con ella”, declaró Omar Villanueva, quien es uno de los entrenadores de Medina. “Su ética de trabajo es a otro nivel. Es muy madura, sabe lo que quiere. Aunque al principio no entendía lo que estábamos tratando de alcanzar y no lo tomaba muy en serio pero con lo resultados ya lo ve ella misma”.

Medina es la número uno en su categoría de las 110 libras en el equipo estadounidense y a largo plazo aspira por un puesto para las Olimpiadas de 2024.

Villanueva describe a Medina como una agitadora en el cuadrilátero con pegada fuerte.

“Pega igual de fuerte que los muchachos y le estamos trabajando más movimientos de cabeza, cómo bloquear golpes y rematar… un poco de todo que le permita llegar lejos y ya está en ese camino”, puntualizó Villanueva.

Sigue a Jad en TwitterInstagram y Facebook

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles
67°