Anuncio
Share

Mares enfrenta un reto peligroso tras más de un año de inactividad  

(Cortesía Showtime)

En la presente etapa de su carrera, el peleador mexicano Abner Mares tiene claro que tipo de púgil quiere ser: uno que no le da la vuelta a los retos difíciles.

“No voy a tomar peleas accesibles. Ya tengo 30 años de edad. Quiero continuar haciendo lo que siempre he hecho, pelear ante los mejores. Así quiero terminar mi carrera, como uno de los peleadores que siempre enfrentó a los mejores”, dijo Mares (29-2-1, 15 KOs) durante una conferencia de prensa en Los Ángeles para promover su combate de campeonato mundial del próximo 10 diciembre en el Galen Center de USC ante el monarca de peso pluma de la Asociación Mundial de Boxeo, el argentino Jesús Cuéllar (28-1, 21 KOs).

El excampeón ya piensa en enfrentar al ganador de la revancha de enero entre Leo Santa Cruz y Carl Frampton, pero está consciente del imenso reto que significa su rival de Buenos Aires.

“Es un peleador duro, fuerte, que va hacia al frente. Tiene una buena pegada y siempre busca el nocaut. Pero yo también soy un buen peleador”, indicó

El choque debió de haberse celebrado originalmente en junio en Nueva York pero un desprendimiento de retina que sufrió en 2008 impidió que a Mares le dieran el aval médico para combatir. Debido a esto, el púgil no pelea desde agosto del año pasado cuando cayó contra Santa Cruz en el Staples Center.

Cuando finalmente suba al ring con Cuéllar, estará cargando con más de 16 meses de inactividad, pero esto no le preocupa ya que no ha estado completamente parado.

“Es diferente cuando sabes que vas a estar inactivo por un año y no haces nada, y es otra estar preparándote para una pelea que no se lleva a cabo”, manifestó Mares. “Ha sido un poco frustrante … pero he estado activo”.

Pero la postergación ha sido como una especie de bendición en dos sentidos para el boxeador que fue criado en Hawaiian Gardens. Primero, el combate se va a llevar a cabo en su patio, el área angelina, donde goza de mucho apoyo y no en la Gran Manzana. Y segundo, ha tenido mucho más tiempo para trabajar con su nuevo entrenador Robert García, quien reemplazó a Clemente Medina meses después de la pelea ante Santa Cruz.

“A veces cuando cambias de entrenador tienes que pelear de inmediato…con Robert ya he estado con el todo un año para esta pelea”, dijo Mares, quien contó que con García ha vivido una experiencia diferente a comparación de las que ha vivido con otros entrenadores.

“Puedes ir con algunos que te hacen lucir bien, te dejan tirar miles de golpes y que hasta te peinan el pelo enfrente de la camera. Con Robert día a día se aprende algo distinto. Te corrige tus errores y te enseña algunos trucos”.

García vs. Roach

Mares-Cuéllar tendrá un ingrediente especial gracias a las esquinas. Para este combate el legendario entrenador Freddie Roach estará trabajando con el campeón argentino. No es ningún secreto que existe una rivalidad entre él y García que se remonta a las derrotas de alto perfil que peleadores del entrenador mexicoamericano, Antonio Margarito y Brandon Ríos, sufrieron a manos del pupilo más preciado de Roach, Manny Pacquiao.

García no cree que el siete veces ganador del premio al Entrenador de Año sea mejor ya que según él, solo le ha ganado en esas dos ocasiones.

“Creo que las únicas veces que me ha ganado a ha sido gracias a Pacquiao, él es el que he me ha vencido. En peleas más chicas en las que nos hemos enfrentado, Roach no me ha podido ganar”, declaró.

Pero pese a que ha habido algunos roces entre los dos, García respeta mucho a Roach por lo que ha logrado en su carrera. Hasta reconoce que el hecho de que él va a estar trabajando con el argentino le ha puesto las cosas más difíciles.

“Ahora si es un poco más complicado sabiendo que Freddie está en la esquina de Cuéllar. Él es bueno para ingeniar buenos planes de peleas y hacer cambios sobre la marcha”, explicó García. “Si la pelea se hubiera hecho en junio ya fuera campeón Mares. El entrenador que tenía Cuéllar en ese momento no me hubiera ganado, con Freddie es diferente”.

Roach no es el único viejo conocido al que se va enfrentar García para esta pelea. Por más de tres años entrenó a Cuéllar, incluso lo llevó a conquistar el título que va a defender. El originario de Oxnard no espera ver un peleador distinto al que guío hasta marzo de este año.

“No creo que ha cambiado mucho. Freddie a lo mejor está trabajando con su defensa. Pero Cuéllar es Cuéllar, y no voy a ver nada nuevo”, dijo García.


Anuncio