Con chistes racistas, Broner promueve su pelea ante Pacquiao en Beverly Hills

Con su arrogancia típica y un sentido de humor muy crudo, Adrien Broner (33-3-1, 24 KOs) se presentó el martes en un hotel de Beverly Hills para promover su duelo ante el filipino Manny Pacquiao (60-7-2, 39 KOs).  El pleito de peso welter del 19 de enero en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, será televisado por Pago por Evento.

“No veo cómo me pueda ganar, antes de pensar en ganarme, tiene más chance de ser un instructor de dragones”, dijo Broner al público que asistió a la conferencia de prensa. Luego, el peleador de Cincinnati continuó sus jabs de chistes racistas. 

“Pacquiao es asiático, pero vamos a ver su vida. Tomaba Hennessy, promovía Hennessy.  Arruinó su dinero, arruinó sus impuestos… si me preguntas a mí, es un peleador afroamericano”, declaró Broner, mientras se carcajeaba.

Ya en tono serio, Broner dijo que estaba entrando a la segunda fase en su carrera, la cual consideró “la mejor parte”.

“Esta pelea va a cambiar todo en mi carrera”, explicó Broner, de 29 años, una década más joven que su rival.

“Cuando la gente vea los libros, van a decir que Adrien Broner le ganó a Manny Pacquiao, no va a decir que le ganó a un Pacquiao de 40 años”.

Broner sabe que ha dejado mucho que desear en peleas importantes. Cayó ante Mikey García, Shawn Porter y Marcos Maidana, algo que le quitó mucha credibilidad  cuando se vendía como “el próximo Floyd Mayweather”.

El martes, Broner dijo estar convencido de que Pacquiao había cometido un error al enfrentarlo, y que iba a arruinar los planes a los promotores, pues muchos consideran que 'Pacman' buscará una pelea de revancha ante Mayweather, especialmente ahora que firmó con la promotora Premier Boxing Champions.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°