Anuncio

El campeón mexicano Óscar Valdez no requirió cirugía para su fractura de mandíbula tras brutal guerra

(Cortesía)

Pese a que se había especulado que el campeón mexicano Óscar Valdez tuvo que ser sometido a una cirugía tras sufrir una fractura de mandíbula en el quinto round de su brutal guerra del sábado ante el inglés Scott Quigg en Carson, al final no la requirió.

Este lunes en su cuenta de Instagram, Valdez (24-0, 19 KOs), de 27, reveló que solo necesitó un procedimiento de acomodo y que pronto volverá a los entrenamientos.

“Gracias a Dios no fue necesaria [una] cirugía, solo un procedimiento médico de acomodo con uno de los mejores especialistas. Ahora a esperar las seis semanas de recuperación para después regresar por más”, dice el campeón de peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB ).

En cuanto a cuándo seria su próxima pelea, en este momento su promotora, Top Rank Boxing, no tiene ningunos planes en mente, solo están enfocados en la completa recuperación de su boxeador.

“Lo importante ahora mismo es que Óscar se recupere al cien por ciento. Una vez eso suceda, podemos hablar de boxeo”, dijo a HOY Deportes Gardy López, un portavoz de la empresa.

El choque resultó ser tan bravo como se esperaba para el sonorense pues entró con desventaja en el peso. Quigg (34-2-2, 25 KOs) había dado 128.8 libras, casi tres más del límite de 126, el día del pesaje. En contra de los deseos de su equipo, Valdez, quien dio 125.8 libras, aceptó seguir con el duelo.

La mañana de la contienda el inglés no quiso dar su peso. Ya en arriba del ring, su mayor corpulencia era evidente. Se cree que pesó arriba de 140 libras.


Anuncio