Anuncio
Share

‘Canelo’ vence con su juventud y fuerza a Cotto; pone condiciones a ‘GGG’

(Al Bello / )

Saúl “Canelo” Álvarez (46-1-1, 32 KOs) pasó una prueba importante en su carrera al vencer por decisión unánime al boricua Miguel Cotto (40-5, 33 KOs) en un combate en el que ambos demostraron que son pugilistas de primer nivel y que la juventud fue la diferencia más importante entre estos dos gladiadores. El mexicano ganó la noche del sábado por puntuaciones de 117-111, 119-109 y 118-110 en un Mandalay Bay de Las Vegas, Nevada, que trajo muchos aficionados de ambos países para una asistencia de 11,274. La victoria le permitió al peleador oriundo de Guadalajara alzarse con el cinturón de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo.

Cotto presentó una buena pelea, entrando y saliendo, conectando jabs y algunos golpes al cuerpo, pero Álvarez fue el peleador más joven, más fuerte y más rápido durante todo el pleito, lo que se vio reflejado en las tarjetas.

“Tengo mucho respeto por Miguel. Es un gran campeón y un gran peleador”, dijo el mexicano, quien ganó por lo menos $5 millones en esta pelea por $15 millones de su oponente.

“Sabíamos que iba a ser un camino difícil pero creo que fui el peleador más rápido y fuete esta noche”, agregó.

La victoria del “Canelo” ahora lo encamina a un duelo que los aficionados del boxeo sueñan: ante Gennady Golovkin.

“No le tengo miedo a ningún peleador. GGG es un gran peleador y es mi amigo. Tengo mucho respeto por él, pero si quiere pelear, será en mi peso. Yo soy el campeón y no tengo que hacer lo que él quiera”, indicó.

Desde el primer asalto, el boricua, quien trajo mucha gente a Las Vegas, hizo fallar a “Canelo” y mostró una buena condición física durante la primera mitad de la pelea. El sexto fue uno de los rounds más activos pues ambos pugilistas intercambiaron. El boricua siguió usando el jab, como se lo pidió Freddie Roach, y sacó buenos dividendos.

El séptimo Cotto salió agresivo pero fue cuando peor le fue y rápidamente se dio cuenta que esa no era la fórmula. El excampeón del mundo conectó pero no se reflejaron los golpes en ningún momento en la compostura del mexicano, mientras que el boxeador azteca sí tenía impacto en el puertorriqueño.

El boricua se mostró cansado ya para el noveno asalto y fue muy valiente al salir con todo en el último asalto, pero ya su suerte estaba dictaminada.

“Creo que fue una pelea mucho más cerrada de lo que muestran las tarjetas. Fue una pelea muy competitiva. La defensa de Miguel fue increíble”, dijio Roach sobre su peleador, quien salió molesto del escenario.

Vargas se lleva la pelea de la noche

En la contienda coestelar y en la mejor pelea de la noche, el japonés Takashi Miura (29-3-2, 22 KOs) y el mexicano Francisco Vargas (23-0-1, 16 KOs) no decepcionaron. Vargas ganó por nocaut técnico a los 1:39 del noveno asalto para declararse campeón de peso superpluma del CMB y conservar su invicto cuando las cosas no pintaban bien.

El pugilista de la Ciudad de México puso en malas condiciones al japonés en el primer asalto pero luego se fue complicando la contienda. El japonés dañó al mexicano poco a poco hasta que lo derribó en el cuarto asalto con un golpe recto. Así siguió castigando el rostro del pugilista azteca y cuando parecía que iba encaminándose a una derrota, “Bandido” Vargas conectó varias combinaciones, un volado de derecha y un rector de derecha para derribar en el noveno asalto al originario de Akita. El japonés se levantó con mucho corazón y comenzó a abrazar, pero el capitalino siguió insistiendo hasta que el referí detuvo el combate a favor del mexicano en el noveno episodio.

Durante la velada, el cantante Yandel hizo una presentación musical.

En la segunda contienda de la velada principal, el cubano Guillermo Rigondeaux (16-0, 10 KOs) venció con su estilo poco agradable al filipino Drian Francisco (28-3-1, 22 KOs) tras 10 rounds en peso supermosca. El caribeño salió abucheado por el público tras la decena de asaltos aburridos. Los jueces lo vieron ganar 97-93 y dos de ellos 100-90.

“Me sentí muy bien después de la pelea”, dijo Rigondeaux. “Lanzó golpes muy fuertes pero su estilo no tiene nada en contra del mío. Mi estilo fue superior al de él”.

En la primera pelea de la velada principal, Ronny Ríos (25-1, 10 KOs) venció por decisión al boricua Jayson Vélez (23-1-1, 16), quien a la postre perdió su invicto y el título vacante de plata del CMB que estaba en disputa.

“Estaba esperando una pelea fuerte, pero hice mi trabajo”, dijo el boricua. “Hice mi trabajo hoy pero fue mejor haciendo su trabajo él”, aceptó el boricua.

“Siento que dictaminé el momento de la pelea y conecté los mejores golpes, y sentí que estaba conectando los mejores golpes de poder que él”, dijo Ríos. “Es una victoria muy grande para mí. Tengo el cinturón ahora y sé que van a venir cosas más grande en mi camino”.


Anuncio