Deportes Boxeo

Canelo Álvarez ignora quejas de Danny Jacobs

Con paradas en México, Nueva York y Los Ángeles, la paciencia de Daniel Jacobs fue puesta a prueba en la gira de promoción para su pelea contra Saúl Álvarez el próximo 4 de mayo.

En repetidas ocasiones, el campeón de peso mediano escuchó el mismo comentario sobre la posibilidad de que si ambos terminan en pie, los jueces favorecerían a Canelo en las tarjetas, por ser considerado la superestrella del momento del boxeo y el favorito de Las Vegas.

“¿Por qué es eso algo de lo que tenemos que hablar?”, preguntó a los medios de comunicación en la conferencia de prensa el lunes en Los Ángeles. “Este es el mundo del boxeo… Por qué tenemos que fijarnos en que si no se gana decisivamente o si ganas la pelea pero no de manera decisiva, entonces ¿Por qué no vas a ganar la pelea? ¿Por qué no puede el mejor peleador ganar la pelea? Odio el hecho que tenemos que hablar de los jueces”.

El ‘Miracle Man’ dijo que estará muy al pendiente de la situación pero de igual forma reconoció que Álvarez tiene una ventaja en ese aspecto sobre él.

“Obviamente tengo que prestarles algo de atención a los jueces, asegurarme que todos sean parciales. Canelo es la figura más grande del boxeo y tiene ese efecto”, dijo Jacobs.

Por su parte Álvarez no quiso darle mayor auge a las palabras de su rival en el T-Mobile Arena de Las Vegas, del que buscará arrebatarle el título de la FIB y unificar las divisiones. Canelo ya tiene en su poder el del CMB, AMB, y Ring Magazine.

“Está esperando que lo noquee yo creo”, dijo a HOY Deportes el Canelo (51-1-2, 35 KOs). “No me genera nada en lo absoluto, creo que voy a hacer mi trabajo, cada quien hace su trabajo y esta no va a ser la excepción”.

Jacobs (35-2, 29 KOs) disputó una de sus más grandes batallas en su vida cuando venció el osteosarcoma, que es una forma de cáncer, que lo alejó del cuadrilátero por 17 meses desde 2011.

Un tumor grande se había enrollado en su espina dorsal y este lo dejó paralizado de la cintura para abajo a sus 24 años. Mientras que estuvo en una silla de rueda, tuvo que prepararse para aceptar una vida posiblemente sin volver a pelear. Pero gracias a los arduos tratamientos, Jacobs venció la enfermedad maligna para luego ganarse el apodo que hoy orgullosamente exhibe.

La mentalidad del peleador estadounidense fue la de no tener nada que perder, pero Canelo no opina lo mismo y por el contrario tiene mucho que perder.

“Su cinturón, su historia como deportista también y un peleador con la mentalidad que él tiene es más difícil”, explicó el mexicano. “Nosotros también tenemos objetivos, ilusiones, sueños, todavía un futuro por delante. De la misma forma, soy un peleador que tiene la mentalidad fuerte y sabe lo que quiere y tengo que pasar este tipo de retos para poder entrar en la historia. El poder decir ‘el Canelo peleó contra los mejores… el mejor contra el mejor’”.

Canelo reconoció que Jacobs es un peleador distinto al que enfrentó en Rocky Fielding, quien no le dio batalla y le arrebató fácilmente el título super mediano del AMB en diciembre de 2018.

“Es un rival difícil de ver sus debilidades porque es un peleador completo, que piensa, que sabe manejar el cuadrilátero, sus dos guardias, pero obviamente vamos a cubrir”, explicó Canelo. “Eddy [Reynoso] sabe lo que vamos a hacer y a mi nada más me toca obedecer y si tengo que improvisar pues improvisaré”.

Para Canelo, el estilo de Jacobs podría complicarle la pelea, pero confía que su crecimiento dentro del cuadrilátero lo llevará a triunfar sin problemas y unificar las divisiones.

“Somos los dos mejores peleadores en las 160 libras y es la verdad. Es campeón mundial, es un gran peleador y hacer las peleas entre el mejor contra el mejor es mi objetivo”, puntualizó el tapatío.

Sigue a Jad en TwitterInstagram y Facebook

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles
65°