Gerry Cooney se pregunta si Tyson Fury ha superado su historial de drogas y alcohol

Durante un desayuno con la prensa en la que se reunieron legendarios peleadores de los pesos pesados como Earnie Shavers, Riddick Bowe, Buster Douglas, Michael Spinks, Evander Holyfield y Lennox Lewis,  el también expugilista Gerry Cooney habló de sus problemas con las drogas durante su vida como boxeador profesional y es por eso que simpatiza con Tyson Fury, quien ha admitido tener las mismas adicciones. 

El evento fue para promover el esperado duelo de pesos pesados entre Fury y Deontay Wilder, el cual se celebrará el sábado en el Staples Center, y que es considerado el máximo evento de los pesos pesados en Los Ángeles en 15 años .

Cooney recordó que después que noqueó a Ken Norton en 54 segundos en mayo de 1981, comenzó a consumir alcohol y drogas recreativas.

“Me dio miedo, y comencé a tomar, comencé a experimentar con drogas recreacionales y ahora que lo veo, ese fue el final de mi carrera”, dijo Cooney, quien peleó de 1970 a 1990. “Perdí la concentración”.

Cooney dijo que se identifica mucho con Fury, quien también consumió drogas durante un período que se alejó del boxeo. Fury confesó haber consumido cocaína, alcohol y haber caído en una gran depresión después de su triunfo ante Wladimir Klitschko en noviembre de 2015. El pugilista inglés confesó que tenía  fama, campeonatos y dinero, pero que se sentía muy deprimido y comenzó a “odiar el boxeo”, tanto que dejó el deporte por casi tres años.

Después de regresar al pugilismo, Fury ganó dos peleas y el sábado irá por el título de peso pesado del Consejo Mundial de Boxeo.

“Sé que Fury bajó de peso, que dejó a un lado las drogas y el alcohol, pero ¿lo ha dejado lo suficientemente para que no le afecte la mente? Cuando agarras el alcohol y drogas es porque hay algo mal, hay algo que no puedes descifrar. ¿Tendrá el tiempo suficiente para recuperarse y enfrentar a Deontay Wilder? Eso vamos a verlo”.

Cooney dijo que cometió un error al regresar muy pronto al boxeo después de tres años de ausencia, cuando fue noqueado por George Foreman en 1990.

“Cuando usas alcohol y drogas para remediar tu dolor, tu miedo, lo que sea, toma años para recuperarse de eso”, señaló.

“Fury es un gran hombre por enfrentarse a Wilder”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
51°