Anuncio
Share

Prospecto ‘Tino’ Ávila ya comenzó a trabajar en construcción a falta de oportunidades

(Eduardo Becerril/Especial para HOY Deportes)

El último año no ha sido lo que el invicto boxeador mexicoamericano Manuel ‘Tino’ Ávila se imaginaba.

En agosto de 2015 venció al cubano Yoandris Salinas para empezar a vislumbrar como un posible retador para uno de los títulos del peso pluma. También dejó sus otros empleos para dedicarse plenamente al boxeo y ganarse la vida a base de sus puños.

Sin embargo, ante la escasez de oportunidades que se le han presentado, el originario del Norte de California he tenido que dar un paso atrás.

Avila ha peleado dos veces este año y lo hará nuevamente este viernes. Sin embargo, el pugilista dice que eso no es suficiente.

“He tenido que regresar a trabajar ya que no he estado tan activo como debería de estar”, dijo a HOY Deportes Ávila (21-0, 8 KOs), quien este viernes en el Belasco Theater estará enfrentado al mexicano José Ramírez (28-6, 16 KOs). “Tengo que trabajar para proveer para mi esposa, no es algo fácil, pero es algo que tengo que hacer por lo que más amo”.

Por las mañanas Ávila trabaja en la construcción instalando puertas y manejando hasta ocho horas al día, y por las tardes se va al gimnasio a entrenar. Comentó que su nuevo empleó ha afectado un poco su desempeño en el ring pues es una labor más difícil que cuando tenía tres trabajos en el año pasado.

Desde que venció a Salinas, ‘Tino’ solo ha peleado en tres ocasiones. No sabe exactamente porque su actual promotora, Golden Boy Promotions, no le ha conseguido más peleas en los últimos 12 meses.

“No sé, he estado listo, estaba esperando llamadas hasta que mi papá empezó a tomar cartas en el asunto”, indicó el púgil de 24 años de edad que entró al profesionalismo en 2011. “Parece que tengo un problema para para pactar combates pese a que siempre estoy listo para subir al ring”.

La división de las 126 libras es quizás la más repleta en la actualidad en el boxeo en cuanto a talento y peleadores de renombre. Entre los mejores 10 púgiles de este peso figuran nombres como Leo Santa Cruz, Carl Frampton, Abner Mares, Óscar Valdez. Por esta razón, Ávila no se explica porque no está peleando más pues opciones no faltan.

“Me pueden llamar para decirme ‘aquí esta esté peleador de alto nivel que necesita una pelea’ o ‘mira aquí esta este joven peleador y necesitamos probarlo en contra de ti’”, manifestó. “Es motivante estar dentro de una de las mejores divisiones de la actualidad, tengo la esperanza de que pueda ver más acción”.

“Peleo porque me gusta. Me siento bien cada vez que gano más atención”, comentó. “Sí llego a coronarme eso sería lo mejor, pero yo peleó por el amor que le tengo a este deporte, no la fama o el dinero”.


Anuncio